“Nadie desea que el virus ponga de rodillas a nuestro país”, expresó el jerarca al señalar que el número de nuevos casos se ha venido incrementando y el de este lunes es el más alto en varias semanas.

Del total de nuevos casos, 15 se hallaban ya con órdenes sanitarias (cuarentena) porque eran contactos de otras personas que habían dado positivo anteriormente. 

El jerarca indicó que, aunque este aumento nos debe hacer reaccionar como sociedad, el Ministerio de Salud analiza con detalle cada caso y su conjunto con el fin de tomar las decisiones epidemiológicas más indicadas.

En esa línea explicó que las disposiciones anunciadas sobre aperturas de comercios y servicios se basan en un análisis detallado del origen de cada uno de los contagios. Por ejemplo, se toma en cuenta si ya estaban calificados como casos sospechosos, si pertenecen a un grupo previamente identificado, si son casos autóctonos o importados y la ocupación de camas en cuidados intensivos, entre otros.

“Desde nuestro equipo de vigilancia lo que se busca es desgranar el dato, haciendo un análisis cualitativo de la cifra diaria que nos permita dimensionar riesgos de contagio. Por ejemplo, hoy tenemos 21 casos nuevos, no obstante 15 de estos eran contacto de un positivo y tenían orden sanitaria de aislamiento vigente” afirmó el Ministro.

Salas apuntó que las fechas de aperturas no están garantizadas, reiterando que el cronograma propuesto depende de la evolución de los contagios y dicha evolución depende directamente del comportamiento ciudadano.

“No podemos relajarnos, hay una responsabilidad individual ineludible en la evolución positiva o negativa de esta emergencia, tenemos dos menores de edad en zona rural contagiados porque un familiar decidió salir del área metropolitana para visitarlos. Como familia, el amor hoy se expresa desde lejos” subrayó de forma contundente el rector de Salud.

Esto no ha terminado

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, informó que las autoridades policiales debieron intervenir intensamente el pasado fin de semana ante situaciones inapropiadas ocurridas en distintas partes del país.

El funcionario detalló que furon decomisadas 37 bicicletas por circulr en vías no permitidas, cerraron 104 establecimientos como bares y restaurantes por irrespetar las medidas sanitarias e intervinieron en fiestas privadas,  así como en parques públicos y en ríos donde se produjeron concentraciones de personas, en forma a las medidas decretadas para evitar el contagio del Covid-19.

Soto aseguró que, de seguirse presentando este tipo de situaciones, se tomarán medidas más estrictas en el ánimo de proteger a la ciudadania. "Por unos pocos irresponsables no vamos a permitir que la vida de los demás corra riesgo por esta pandemia que está matando a tante gente en otros países", manifestó el ministro.

"La pandemia no ha terminado, hacemos un llamado a la sensatez par que, de manera responsable, acatemos los lineamientos que se han establecido", concluyó.

 

Los casos confirmados son 444 mujeres y 507 hombres, de los cuales 173 son costarricenses y 778 extranjeros.

Se contabilizan casos positivos en 70 cantones. Por edad tenemos: 833 adultos, 51 adultos mayores y 67 menores de edad.

Se registran 628 personas recuperadas en 61 cantones, con un rango de edad de uno a los 86 años, de las cuales 306 son mujeres y 322 son hombres, por edad tenemos: 567 adultos, 30 adultos mayores y 31 menores de edad.

Se registran 10 fallecimientos, una mujer y nueve hombres con un rango de edad de 45 a 87 años.

15 personas se encuentran hospitalizadas, dos de ellas se encuentran en cuidados intensivos una de 55 y otra de 64 años.

A este momento se han descartado 15.627 personas y se han procesado un total de 23.580 muestras.