La mesa de diálogo que se instaló este jueves en el Ministerio de Economía reúne al ministro de esta cartera, Welmer Ramos, al de Agricultura y Ganadería (MAG) Felipe Arauz, a los representantes de la Cámara de Porcicultores de Costa Rica, la Alianza Nacional Agropecuaria y la Unión de Productores Agrícola (UPA Nacional).

Los porcicultores reiteraron la necesidad de una solución rápida al problema que enfrentan, para lo cual han propuesto medidas de aplicación rápida como el etiquetado de la carne con información sobre procedencia, calidad de los cortes e inocuidad, que permitan al consumidor decidir que producto quiere comprar.

También piden que se incluyan políticas de desarrollo sectorial de largo plazo con apoyo del gobierno y acciones que permitan defender la producción local entre las que enuncian la posibilidad de aplicar una salvaguarda.

El Ministro del MEIC, Welmer Ramos, adelantó que son varias las propuestas que están sobre la mesa y que todas las van a considerar pero insistió en que las medidas que serán aprobadas tienen que estar en consonancia con las normas comerciales internacionales y nacionales.

Por otra parte, un grupo de diputados solicitó al gobierno que se redoblen los controles para garantizar que la carne importada que está ingresando al mercado nacional “no esté contaminada”.

Los porcicultores también hicieron un llamado a los consumidores para que los apoyen comprando producto nacional.