En la denuncia que presentó ante la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) el diputado Araya, solicita “la anulación total de la viabilidad ambiental del proyecto de la empresa APM-Terminals” para la construcción de la Terminal de Contendores en Moín.

El documento está acompañado por varias pruebas y fotografías de la zona pública de la playa donde la empresa tiene depósitos de grandes cantidades de materiales y de la cerca que construyó para impedir el paso por el lugar de personas ajenas a la compañía.

“No solo están violentando el derecho al libre acceso a la playa, sino que están agravando el daño ambiental, al impedir la anidación de tortugas marinas” dijo Araya al señalar que desde el mar la playa es inaccesible al ingreso de las tortugas.

La playa Moín concentra la anidación de tres especies de tortugas y posee ecosistemas de maglar y humedales que tienen protecciones especiales como la Convención Ransar sobre Humedales de Naciones Unidas.

De acuerdo con la Ley sobre la Zona Marítimo Terrestre “solo la Asamblea Legislativa podrá conceder permisos u otorgar concesiones en las zonas cubiertas permanentemente por el mar, adyacentes y los litorales (Art. 5), señala la denuncia de legislador.

La Ley también establece que “salvo las excepciones establecidas por la Ley, la zona pública no puede ser objeto de ocupación bajo ningún título, en ningún caso. Nadie podrá alegar derecho sobre ella. Estará dedicada al uso público y en especial, al libre tránsito de personas”.

Para el diputado del Frente Amplio (FA) los hechos en los que se basa esta denuncia son suficientes para demostrar que la construcción de la terminal de contenedores en playa Moín, no tiene sustentabilidad ambiental y evidencian la dimensión del daño ambiental de los ecosistemas marino terrestres de gran riqueza, que posee esta zona.