La Defensoría de los Habitantes intervino este martes a favor de un diálogo transparente sobre la base de un verdadero interés por resolver los graves problemas que afrontan los pescadores artesanales.

Las mejores soluciones “siempre se tomarán en una mesa de negociación, con la voluntad de todas las partes a escucharse y a buscar puntos en común, con un compromiso real para su cumplimiento” afirmó la Defensoría la tarde del martes luego de que los pescadores anunciaron medidas de presión.

“El llamado es para que la protesta social se realice dentro del marco de la institucionalidad, en un ambiente pacífico, que permita que todas diferencias sean escuchadas en un espacio de diálogo.”

La Defensoría reaccionó ante incidentes violentos ocurridos este miércoles en las afueras de la Casa Presidencial, que requirieron la intervención de efectivos de la Fuerza Pública para resguardar el edificio.

El reporte oficial señala que “en horas de la mañana, los Viceministerios de la Presidencia y de Agricultura y Ganadería  ofrecieron a los manifestantes un espacio de diálogo” que fue rechazado por los representantes de los pescadores.

Con el sector pesquero

El gobierno insistió en su disposición al diálogo y recordó que durante meses se ha dialogado con los representantes, con “resultados importantes para el mejoramiento la actividad pesquera en el país”.

El rechazó contundente del Gobierno a los actos de violencia llegó acompañado de la afirmación de que “somos un país de paz”. Para avanzar en este proceso, “la violencia es inaceptable, el diálogo siempre debe darse en el marco de la paz y el respeto, que es lo que caracteriza a nuestro país. Somos un país de paz”.

Igualmente solicitó a las autoridades de gobierno a abrir todos los canales de comunicación y diálogo que permita que los sectores que se sientan afectados por alguna medida tengan la oportunidad de ser escuchados con respeto y atención. 

“Como Defensoría consideramos fundamental que el Estado siempre utilice todos los espacios a su alcance para establecer un diálogo productivo a través de una agenda de trabajo viable, que permita el acercamiento de puntos para alcanzar acuerdos y con un seguimiento puntual que posibilite el cumplimiento. Los conflictos se resuelven siempre y cuando haya voluntad de todas las personas que participan en un diálogo y negociación”.

La Defensoría de los Habitantes reitera que las puertas de la institución seguirán estando abiertas para cuando las partes involucradas así lo decidan, como se ha venido efectuando no solo en las mesas de trabajo entre el sector pesquero y el gobierno, sino a la largo de la historia institucional.