Los cuerpos fueron trasladados a la morgue del hospital de Jabaliya, cerca de Beit Hanun, constató un fotógrafo. El portavoz de la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), Chris Gunness, confirmó en su cuenta de Twitter que había "muertos y heridos" en el edificio. El portavoz de los servicios de emergencia palestinos, Ashraf al Qudra, por su parte indicó que murieron 15 personas y más de 200 heridos. Los heridos fueron trasladados al hospital de Chifa en Gaza.

"Las coordenadas concretas de este albergue en Beit Hanun se habían transmitido formalmente al ejército israelí", subrayó Chris Gunness.

Desde el inicio de la ofensiva israelí el 8 de julio han muerto 718 personas en total y hay más de 4 mil 500 heridos.

De parte israelí han muerto hasta ahora 32 soldados y tres civiles, mientras que 120 resultaron lesionados. La más reciente víctima civil el miércoles fue un trabajador inmigrante tailandés.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, anunció este jueves una ayuda humanitaria de 11 millones de euros para Gaza, al recibir a miembros de ONG en el palacio del Elíseo.

De esos 11 millones, ocho serán entregados a la Autoridad Palestina, instalada en Cisjordania, y tres a las Naciones Unidas y a Organizaciones No Gubernamentales, precisó a la prensa una consejera del presidente.

Además de esa suma, destinada a hacer frente "a la urgencia" de la situación en Gaza, Hollande anunció la creación por parte del ministerio de Relaciones Exteriores de un fondo dedicado a mutualizar los medios de administraciones territoriales francesas que deseen movilizarse para ayudar a la población palestina, precisó el comunicado.

"Esta ayuda de urgencia se enmarca en el compromiso constante de Francia al lado de la Autoridad palestina", recalcó la presidencia.

Mientras tanto, el periódico árabe Asharq Awsat, que se edita en Londres, cita a una fuente del grupo islámico Hamas que afirma que podrían aceptar una propuesta de la Autoridad Palestina, que gobierna Cisjordania, para una tregua humanitaria de cinco días durante la cual Hamas e Israel podrían negociar de forma indirecta un cese del fuego permanente. La fuente añadió que "la pelota está en el tejado de Israel".

A su vez, un periodista de Radio Israel indicó que varios miembros del gabinete de seguridad del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también estaban dispuestos a aceptar la propuesta, aunque indicaron que aún harán falta entre 48 y 72 horas para ver si se concreta realmente un acuerdo así.

El miércoles, el líder de Hamas, Jaled Mashaal, dijo desde Doha, Qatar, que no aceptará una tregua hasta que Israel y Egipto no levanten el bloqueo del enclave, aunque no descartó un cese temporal de las hostilidades.

Mashaal consideró un éxito la cancelación de decenas de vuelos desde y hacia el aeropuerto internacional de Ben Gurion, en Tel Aviv, después del impacto de un cohete de Hamas en una localidad cercana.

La Administración Federal de Aviación (FAA) estadunidense levantó hoy las restricciones que había impuesto a los vuelos de sus aerolíneas a Ben Gurion tras recibir masivas protestas por parte de Israel.

La FAA indicó en un comunicado que revisó la medida y la levantó en vista de "nueva información y las medidas que el gobierno de Israel está tomando para mitigar los riesgos potenciales para la aviación civil". Pese a ello, la agencia seguirá controlando la cambiante situación en Ben Gurion y tomará medidas adicionales "si es necesario".

Israel celebró la decisión. "Aquellos que trataban de aislar a Israel han fracasado", dijo el ministro de Transporte, Israel Katz.

"El espacio aéreo de Israel es seguro", añadió en respuesta a Mashaal.