Líderes europeos que asisten a una cumbre en Bruselas hablaron sobre la falta de confianza entre Estados Unidos y sus aliados europeos, señalando que podría perjudicar la cooperación necesaria en el campo de la recolección de inteligencia.

En un comunicado, la Unión Europea recalcó que la alianza debe estar basada en el respeto y la confianza.

El tema se abordó tras las revelaciones de que las agencias de inteligencia de EE.UU. habían interferido las conversaciones celulares de la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y millones de llamadas en Francia.

Francia y Alemania quieren acordar con EE.UU. una nueva serie de reglas sobre la recopilación de inteligencia antes de fin de año.