El recorte aprobado por la Comisión de Hacendarios afecta fuertemente al Patronato Nacional de la Infancia, al que le fueron cercenados casi 48.000 millones de colones, así como a varios ministerios que dejarían de percibir casi 12.000 millones.

El recorte no fue consultado al gobierno ni se tomó en cuenta el efecto que podría tener en el funcionamiento de las instituciones, aseguró el viceministro de Hacienda, José Francisco Pacheco.

El viceministro de Hacienda dijo estar preocupado porque, con los recortes aprobados las plantas de asfalto solo podrían funcionar medio año, no se podría comprar materiales de la mezcla para las Municipalidades, ni dar mantenimiento correctivo de las obras portuarias. Tampoco, se podría adquirir equipos de laboratorio para análisis de suelos, agregados, asfaltos, concretos.

A la lista se suma limitaciones para la compra de uniformes de la Policía de Tránsito y para adquirir sistemas y equipos de comunicación para esa Policía, a la vez, que se imposibilita la reparación de  semáforos dañados.

También, indicó que el recorte afectaría el mantenimiento en infraestructura de aduanas  y propiciaría una reducción en los operativos de la Policía de Control Fiscal. Además, pone en riesgo la transición a la televisión digital, a la vez que afecta la movilización de funcionarios de Salud para el combate del zika, el dengue y la chikungunya.

Otro de los problemas graves que significa el recorte presupuestario es la afectación a todos los procesos de intervención, tutela y protección de la población infantil en condiciones de vulnerabilidad.

También, impedirá movilizar personal para brindar servicios de atención integral  a niños y niñas de 620 CEN CINAI y puestos de distribución de todo el país.

“El Proyecto de Presupuesto de 2017 fue elaborado por el Gobierno y sus instituciones de una manera austera y responsable apostando a no debilitar los servicios necesarios que otorga el Estado a sus ciudadanos, relacionados con el fortalecimiento de la infraestructura, la seguridad, salud y educación, así como atendiendo los compromisos ineludibles de pago que tenemos de la deuda”, refirió Pacheco.

“Esto afecta directamente la construcción de infraestructura, la competitividad y la atracción de inversiones, por lo que hago un llamado respetuoso para que se revierta la decisión sobre esos recortes”, apuntó el ministro Alfaro.

Alfaro también hizo ver que emplear recursos del PANI para trasladarlos a Seguridad es una medida temporal y no resuelve de forma definitiva el problema de financiamiento de los cuerpos de seguridad, como sí lo hace Proyecto de Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas.

El Poder Ejecutivo presentó una carta firmada por el Vicepresidente y Ministro de Hacienda, Helio Fallas Venegas, en la que propuso un ahorro por ¢20.000 millones al gasto corriente del Presupuesto 2017 para corregir así la afectación a las partidas recortadas.

Esto se haría mediante dos vías: ajustes acordes con las posibilidades específicas de cada ministerio y rebaja de todos los excedentes salariales producto de una eventual inflación menor a la prevista en el proyecto.