Los caminantes se dirigen, este lunes, hacia Esparza donde harán la segunda parada de los 250 kms que separan a Matambú-Nicoya de San José, a donde esperan llegar el próximo lunes para protestar frente al Ministerio de Agricultura (MAG) contra la solicitud del mayor productor mundial de semillas transgénicas Monsanto, para introducir variedades de maíz modificado al país.

Las primeras variedades transgénicas que Monsanto pretende introducir son: Maíz MON-88017, Maíz MON-603, Maíz MON-89034 y Maíz MON-00863-5, las que ya se tramitan en la Comisión Nacional de Bioseguridad del Servicio Fitosanitario del Ministerios de Agricultura.

A su paso, los caminantes realizan asambleas comunales con organizaciones y gobiernos locales para concientizar sobre los peligros ambientales, económicos y sociales a que se expone Costa Rica de permitir el ingreso de variedades de cultivos transgénicos y la pérdida de biodiversidad del maíz, el alimento básico de la dieta de los pueblos originarios de Mesoamérica que perdura hasta hoy.

Matambú de Nicoya, es un pueblo emblemático por haber conservado la mayor cantidad de variedades de maíz y preservado la cultura de los pueblos precolombinos y las diversas preparaciones con maíz hasta nuestros días.  

El diputado José María Villalta pidió a la Comisión Nacional de Bioseguridad del Servicio Fitosanitario del Ministerios de Agricultura (MAG) “un informe completo de las solicitudes que empresas semilleras presentaron para que se autorice la siembra de maíz transgénico en territorio costarricense”.

Villalta hizo varios señalamientos a la Comisión de Bioseguridad, en el marco de legalidad costarricense de conformidad con los artículos 27 y 30 de la Constitución Política, 32 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional y 111 del Reglamento de la Asamblea Legislativa y “tomando en cuenta los altísimos riesgos para el ambiente, la seguridad alimentaria y la agricultura nacional que representa la siembra de maíz transgénico en Costa Rica”

El diputado ambientalista agregó, después de solicitar “copia del expediente completo que contiene información de interés público”, dijo, “nos permitimos recordarle a esa Comisión que nos encontramos ante una solicitud que puede ocasionar un daño grave e irreparable a la biodiversidad nacional”.

Por lo que esa comisión “está obligada a aplicar los Principios Preventivo y Precautorio en el trámite de dicha solicitud, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11, incisos 1 y 2 de la Ley de Biodiversidad. Nº 7788, del 30/04/1998”, señaló Villalta.

Y agregó que “desde la perspectiva y especialmente considerando la importancia estratégica del maíz para la preservación de nuestra seguridad y soberanía alimentaria y nuestro patrimonio cultural, estimamos que en el presente caso son mucho mayores los riesgos de daños ambientales, económicos y sociales que los posibles beneficios de aprobar las solicitudes presentadas”.

“Por lo tanto, solicitamos que el permiso para sembrar maíz transgénico en el territorio nacional sea denegado” pidió el legislador quien adelantó que luego de analizar el expediente “ampliaremos los argumentos de nuestra oposición”.

Las organizaciones que apoyan y participan la Caminata son: Bloque Verde, Caminantes por la Vida, Estudiantes de las Universidades de Costa Rica y Nacional, el FECOU/UCR , Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional FEUNA, Comisión de Asuntos Ecológicos Autonomía UNA, Grupo Agroecológico UCR, Colectivo Amalur, Red de Coordinación en Biodiversidad, Feria Verde, Casa del Sol, COECOCEIBA Amigos de la Tierra, APREFLOFAS, Sonámbulo, Quetzalia Pachamama,,, UNION VITAL, JUPRO, INDIGNADOS CR, COKOMAL, Coronado por la Naturaleza. Movimiento Humanista.