En 2012, el contexto de la economía internacional será mucho más incierta que el año pasado,  al punto de que los organismos especializados como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Naciones Unidas (ONU) se vieron obligados a revisar sus pronósticos de la economía mundial hacia la baja y anunciaron un crecimiento que apenas alcanzará un 1.5%.

“Es en este contexto que hay que ubicar el pronóstico del desempeño de la economía costarricense” dijo el director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica, Max Soto Jiménez, quien agregó que por eso sorprende que Costa Rica pueda mantener valores del crecimiento del PIB similares a los de 2011.

Los economistas estiman que a pesar de la desaceleración en la Unión Europea y los Estados Unidos, el Producto Interno Bruto (PIB) del país podría crecer entre el 3.5% y el 4.5%. El año pasado se ubicó en el rango de 3.85 a 4.8% según estimaciones, dado que aún no se tienen las cifras oficiales.

La inflación para el 2012 se ubicará entre el 4% y el 6% mientras que para el primer trimestre ha sido estimada entre el 1% y el 2%, levemente mayor que el mismo período del año pasado.

El investigador Rudolf Lücke recordó que una variable que estaría influyendo en el comportamiento de la inflación son los ajustes en los precios de bienes y servicios regulados que quedaron pendientes el año pasado por parte de la autoridad reguladora y que comenzarán a regir este año.

También señaló Lücke que la tasa básica pasiva de interés se mantendrá estable en el rango de 8% a 9%, y que los factores que podrían presionar hacia el alza de las tasas serían el aumento en la demanda de crédito, una inflación mayor que la prevista y, de aprobarse, la entrada en vigencia de las reformas del plan fiscal

Los precios, durante el 2011, observaron un crecimiento relativamente bajo de 4,74%, si se compara con el 5% de 2010, a pesar de que varios hechos pudieron generar presiones sobre los precios internos como el incremento del precio del petróleo y el aumento de los alimentos. Los cereales registraron aumentos de precios de hasta el 70% en los mercados internacionales al igual que los aceites y las grasas que se incrementaron más de un 50%.

El creciente déficit comercial ha sido compensado con la exportación de servicios, un sector con un importante dinamismo que esta sosteniendo en buena medida el equilibrio del sector externo de la economía junto con la inversión extranjera directa. Aunque fue similar al de 2008 como porcentaje del PIB fue menor (2008 – 19.7% y 2011 – 14%)

Percepción del crecimiento

Los empresarios perciben optimistas el desempeño de la economía aunque les preocupan la política cambiaria y el tipo de cambio que son los dos factores que, por el momento, les generan incertidumbre.

El crecimiento del Producto Interno Bruto real acumulado de setiembre de 2010 al mismo mes de 2011, fue de 3.5%. Las actividades que mostraron el mayor rezago fueron la construcción y la agricultura mientras que el sector comercial, el industrial y el de servicios mostraron mayor dinamismo.  El crecimiento en el consumo durante el tercer trimestre de 2011 fue de un 4.7%,  factor clave por el cual el país creció un 3.5%. También contribuyó al crecimiento de la economía, la disminución en el gasto público que en 2011 creció solo 2.1% frente del 7% que se registró durante el gobierno anterior.

La estimación de los parámetros de este pronóstico de corto plazo se basó en 84 datos trimestrales que van del tercer trimestre del año 1991 al tercer trimestre del año 2011. Con estos parámetros se realizó una estimación para el cuarto trimestre de 2011 y para el primer trimestre 2012. Se vuelve a estimar usando nueva información observada al tercer trimestre de 2011.