Foto Archivo France24. Elecciones del domingo 28 de febrero en El Salvador

La pandemia ha impedido que la Unión Europea envíe a El Salvador una misión de observación electoral como las de antes, que llegaron a tener hasta cien miembros. No obstante, este domingo 28 de febrero, tres expertos electorales europeos acompañarán los comicios legislativos.

Desde que El Salvador volvió a las elecciones democráticas, la UE ha observado cuatro de las cinco citas electorales. En esta oportunidad, los especialistas europeos, en el país desde mediados de enero, harán una valoración técnica.

“Es importante que sigamos observando las elecciones en El Salvador”, dice a DW Tilly Metz, eurodiputada luxemburguesa, presidenta de la Delegación para las Relaciones con América Central.

-- ¿No todo en saco roto? --

“Aunque no todas nuestras recomendaciones para mejorar el sistema electoral se han puesto en práctica, sí se ha subido el presupuesto para los comicios y sí se ha cuidado del balance de género”, subraya Metz.

Entre las 45 recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de 2019, estaba también el aumento de la transparencia de la financiación de partidos: esto no se ha cumplido. Tampoco se percibe un equilibrio en los recursos públicos para la campaña. “Tenemos entendido que, en esta contienda, el 75% de la propaganda electoral la ha acaparado Nuevas Ideas, el partido del presidente Nayib Bukele”, agrega Metz.

Tilly Metz, presidenta de la Delegación para la Relaciones con los países de América Central del Parlamento Europeo, San Salvador, 25.02.2020

Lamentable es, así mismo, que uno de cada cuatro salvadoreños -los que residen en el extranjero- no tengan derecho al voto. El Salvador, uno de los países más violentos del mundo, tiene un alto índice de desplazamiento forzado interno y también de emigración.

-- Un trabajo de hormigas --

Por otro lado, la abstención electoral es muy alta: “En 2019, éramos 5 millones de salvadoreños convocados y el ganador obtuvo 1,5 millones de votos”, explica a DW Griselda Mata, de Plataforma Global de El Salvador. Su organización lleva el proyecto “Jóvenes organizados defendiendo derechos de juventudes”.

En esta iniciativa, con fondos de la UE, se trabaja, desde 2020, con 52 organizaciones juveniles de todo el país en la concientización de la importancia de la participación política. “La abstención juvenil es muy alta. El descontento ha venido agudizándose. No es solo que no se sienten representados, sino que se sienten estigmatizados. Si tienes un tatuaje, no te dan trabajo”, puntualiza Mata, encargada de formar a los jóvenes.

Con vistas a las elecciones del domingo, la plataforma juvenil hizo llegar a los candidatos a diputados propuestas legislativas nacidas de sus necesidades: “Dado el alto índice de violencia de género, piden cambios legislativos para permitir la interrupción del embarazo. Debido a la violencia, hay desplazamiento y problemas de acceso a vivienda”, agrega Mata.

Aunque los homicidios en 2020 cayeron en un 45% con respecto al año anterior por el incremento de acciones policiales junto a las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES), los mil jóvenes de todo el país que participan en este proyecto querrían su disolución

“Hacen énfasis en el fin de la violencia social, porque la fuerza armada arremete contra todo joven que, por ejemplo, lleve un pantalón flojo”, explica Mata.

Desde la delegación de la UE en el país centroamericano se recuerda, que entre 2015 y 2017, el 50% de las víctimas de homicidios en El Salvador fueron jóvenes entre los 15 y los 29 años. Y se subraya que ser apolítico no aporta a la solución.

En cualquier caso, para todas las instancias de la UE, las elecciones en El Salvador revisten mucha importancia y son seguidas de cerca. “El gran desafío es conservar lo que tenemos, por lo menos sobre el papel: la separación de poderes y la libertad de prensa en El Salvador”, concluye Metz, haciendo hincapié en la presencia constante de la UE en el país, más allá de las elecciones.