Este martes, el Congreso le dio el visto bueno al Tratado de Libre Comercio entre los Estados de la zona AELC y los Estados Centroamericanos, que establece y regula una zona de libre comercio entre los suscribientes, Costa Rica y Panamá por la región centroamericana, y Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein, miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC).

El nuevo TLC fue propuesto por el Poder Ejecutivo con la premisa de que los países de la zona AELC, aunque no forman parte, se encuentran estrechamente vinculados con la Unión Europea (UE) y se caracterizan por estar entre de los países más desarrollados y equitativos del mundo, con un ingreso promedio superior al de la Unión Europea.

La aprobación de este nuevo TLC, suma otro elemento al complejo panorama del comercio internacional que le tocará al próximo gobierno analizar, ordenar y definir cómo va a aprovechar el país las oportunidades, herramientas y recursos de cooperación que se establecen en cada tratado.

El Tratado contiene disposiciones similares a las de otros suscritos por Costa Rica, con un “Texto del Acuerdo” que se complementa con 21 anexos.

Los temas contenidos son: disposiciones generales, comercio de mercancías no agrícolas, comercio de mercancías agrícolas, comercio de servicios, inversión, protección de la propiedad intelectual, contratación pública, competencia, comercio y desarrollo sostenible, cooperación, disposiciones institucionales, solución de controversias y disposiciones finales.