Trump muestra el documento por el cual econoce la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, al lado el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (atrás, al centro)Foto Afp

El Golán es una zona fronteriza que Israel arrebató a Siria durante la guerra de los Seis Días, en 1967, y se anexó ilegalmente hasta 1981, un hecho nunca reconocido por la comunidad internacional.

Hace mucho que esto se estaba preparando, aseguró este lunes Trump en la Casa Blanca al lado del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien enfrenta en su país un proceso judicial acusado por corrupción, fraude y abuso de confianza, a solo unas semanas de los comicios en los que busca la reelección.

La ONU reiteró su rechazo a la decisión. El estatus legal del Golán permanece inmutable, advirtió el vocero del organismo, Stephane Dujarric.

El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que “está claro que el estatuto del Golán no ha cambiado”.

“La política de la ONU respecto del tema, proviene de la resolución 497 aprobada por el Consejo de Seguridad en 1981, y esta política no ha cambiado”, advirtió también Dujarric durante una rueda de prensa.

Esa resolución dictamina que la anexión de los Altos del Golán es nula y sin efecto legal a escala internacional, además exige a Israel que cancele la apropiación ilegal de este territorio, desde esa fecha.

Por lo pronto, el gobierno del presidente de Siria, Bashar al Assad, consideró que el reconocimiento de Estados Unidos de la autoridad israelí sobre los Altos del Golán, territorio estratégico y rico en agua, de mil 200 kilómetros cuadrados, “es un ataque flagrante a su soberanía”, al tiempo que Rusia advirtió sobre un posible aumento de la tensión en la zona.

Los gobiernos de Líbano y Palestina, que junto con Siria tienen territorios propios invadidos militarmente por Israel, condenaron esta decisión de Estados Unidos.

Beirut reiteró que la declaración suscrita por Trump en presencia de Netanyahu “es condenable, viola todas las leyes del derecho internacional y perjudica los esfuerzos para lograr una paz justa”.

En este contexto, el ejército de Israel atacó objetivos del movimiento Hamas, autoridad legítima de la franja de Gaza, horas después de que un cohete lanzado desde el enclave palestino impactó en una casa e hirió a siete israelíes, informó el ejército israelí. Un hecho todavía confuso sobre la autoría del ataque que Hamas negó.

Hamas anunció más tarde que alcanzó un cese del fuego con Israel con la mediación de Egipto, tras unas horas de intenso intercambio de fuego.

(Con información de Afp, Dpa y Ap)