La canciller Delcy Rodríguez anunció que el jueves Caracas presentará la carta de denuncia al tratado de la OEA, a la que acusó de seguir los dictados del gobierno de Washington.

En una declaración transmitida por la televisión oficial, Rodríguez dijo que el proceso de separación definitiva durará 24 meses, pero que a partir del jueves Venezuela no participará de ninguna actividad oficial del organismo continental.

El presidente Nicolás Maduro había advertido que si la OEA convocaba sin su consentimiento a una sesión para hablar de la situación de Venezuela, automáticamente se iniciaría el proceso para sacar al país del foro.

Rodrígue calificó a los 19 países que votaron a favor de la reunión como "cipayos (serviles) genuflexos" y atacó virulentamente al gobierno argentino de Mauricio Macri, uno de los que ha encabezado los ataques a  Maduro desde la OEA.