Comisión Nacional de Emergencias en el puesto fronterizo con Nicaragua, Peñas Blancas. (Foto: CNE)

La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) realiza una serie de líneas de acción para satisfacer las necesidades básicas de los transportistas que se encuentran en los puestos de frontera donde se han colocado 74 cabañas sanitarias, lavatorios, duchas y basureros para el aseo de esta población, también se ha distribuido kits de protección personal.

También se brinda alimentación, como parte de las medidas de soporte a los controles sanitarios en las fronteras para evitar la propagación del contagio por el COVID-19.

Al personal de los puestos fronterizos, como parte de las medidas de protección, se han entregado más de 3.200 kg de suministros de limpieza y equipos de protección, batas, guantes, mascarillas, protectores faciales, trajes encapsulados, jabón líquido para manos, desinfectante, cloro, alcohol, toallas de papel, papel higiénico y termómetro.

El presidente de la CNE, Alexander Solís, manifestó el compromiso del gobierno de la República en apoyar las acciones de asistencia a los transportistas que se encuentran en las fronteras. Además, Solís dijo que en este trabajo participan los Comités Municipales de Emergencias.

La atención se ha brindado a transportistas de Nicaragua, Honduras, Salvadoreños, Guatemaltecos y Panameños, así como a costarricenses.

En las fronteras de Tabillas y Sixaola cuentan con personal médico contratados por la CNE que brindan atención primaria a esta población.

En la frontera de Peñas Blancas, el trabajo solidario de 25 voluntarios y del Comité Municipal de Emergencia de La Cruz brinda asistencia a 520 transportistas a los que se les distribuye dos raciones alimenticias diarias.