El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un crédito de 250 millones de dólares para fortalecer el sector eléctrico de Costa Rica y de esa forma atender la creciente demanda de energía, informó la institución en un comunciado.

La capacidad instalada de generación eléctrica de Costa Rica en 2011 fue de 2.650 MW, 77% de fuentes renovables y 23% por ciento de fuentes térmicas (por quema de combustible).

"Aunque esto cubre la demanda actual, que es de 1.545 MW, el plan de expansión de energía eléctrica del país contempla el crecimiento esperado de la demanda en 5,1% promedio por año. Entonces, el plan propone adicionar entre 2012 y 2024 una capacidad adicional de 1.714 MW, 98% con base en fuentes de energía renovable", explicó el BID en un comunicado.

Cerca de 98 millones de dólares servirán para co-financiar el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón (PHR), que se espera entre a operar en el 2016 con una capacidad instalada de 305 MW.

Esta obra, que incluye la construcción de una presa de 130 metros de altura y un embalse de 8 km2, fue iniciada por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en septiembre de 2009, y tiene en la actualidad un avance del 40%.

El resto de los recursos del programa se asignarán para fortalecer la generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica manejada por el ICE, señala el informe.

Ya el BID había otorgado al ICE una línea de crédito por el mismo monto en 2007, con la cual se financiaron inversiones preliminares, se modernizaron hidroeléctricas y se dio mantenimiento a embalses de plantas de generación, entre otras obras.