Raquel Vargas, de Ciudad Cortés, en Osa, compartió esta foto de su vivienda.

Una evaluación preliminar señala que no hay daños personales producto del sismo de anoche, cuyo epicentro se ubicó entre Laurel, de Corredores, en territorio costarricense, y Puerto Armuelles, en Panamá, según la información sismológica. Hasta el momento se han reportado daños a tres viviendas, caída de objetos en casas y comercios, suspensiones de fluído eléctrico y caída de tendido eléctrico.

El fuerte sismo ocurrió a las 11:24 de la noche del martes y fue sentido en prácticamente todo el país.

Marino Protti, sismólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI), indicó que el epicentro fue ubicado preliminarmente a unos 5 kilómetros al sureste de Laurel de Corredores. Tuvo una magnitud de 6,3 y una profundidad de entre 25 y 3 kilómetros.

“Estos datos preliminares asocian a este evento con la zona de fractura de Panamá, que está compuesta por la placa del Coco y la placa de Nazca; pero en la parte que ya está subducida por debajo de la Península de Burica”, dijo Protti.

De acuerdo con el presidente de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), Alexander Solís, de momento no hay daños personales que lamentar. Se presentaron reportes de suspensión de fluido eléctrico en Corredores, Palmar Sur, Pérez Zeledón, Ciudad Cortés, Puerto Jiménez y Parrita.

“Únicamente tenemos reportes de tres viviendas con daños; pero es muy posible que durante el día tengamos más. Hemos pedido a los comités de Corredores de Osa que entren en sesión permanente de trabajo para registrar otros posibles daños. Vamos a arrancar con reuniones en las zonas con mayor percepción del sismo, y sobrevuelos en costas, planicies y zonas montañosas, para detectar si hay riesgos de posibles deslizamientos”, señaló Solís.

“Queremos llamar a la población a la calma. La sismicidad en la zona ha ido disminuyendo; pero hay que destacar la importancia de estar preparados”, agregó.

Según el funcionario, para el 19 de agosto se tiene planeado un simulacro nacional por sismo y para eso es necesario prepararse desde ya.

La actividad se tiene planeada para el lunes 19 de agosto, a las 10 de la mañana, y la dinámica consistirá en que a esa hora, grupos organizados de empresas, comunidades, escuelas e instituciones públicas pondrán en práctica su plan de evacuación para que las personas estén preparadas sobre qué hacer en caso de una situación de emergencia.

Por otra parte, Protti afirmó que el de la noche del martes fue un sismo común en términos de la magnitud y “muy característico de los sismos que produce esta zona de fracturas de Panamá y, por lo tanto, no es un evento extraordinario”.

Sin embargo, el especialista explicó que “el potencial sísmico todavía existe para un evento importante por debajo de la Península de Osa". 

“Es una zona que tuvo un evento importante en 1983, que tiende a romper cada 40 años aproximadamente y este deslizamiento, el de la noche de hoy, no está relacionado con esa interfase”, destacó.