La OMS y sus socios anunciaron a finales de abril una iniciativa para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a esos tratamientos y vacunas contra el coronavirus (ACT Accelerator), y para sufragarla se necesitan "31.300 millones de dólares en los próximos 12 meses", indicó en un comunicado.

Hasta el momento los donantes han prometido 3.400 millones de dólares. "Se necesitan por lo tanto 27.900 millones de dólares suplementarios, de los cuales 13.700 millones para necesidades inmediatas", precisó la OMS.

"Es una inversión que vale la pena. Si no nos movilizamos ahora, los costes humanos y las repercusiones económicas se agravarán", declaró Ngozi Okonjo-Iweala, responsable del proyecto ACT, en rueda de prensa.

"Esas cifras pueden parecer importantes, pero no lo son cuando se piensa en la alternativa. Si nos gastamos miles de millones ahora, podremos evitar gastarnos billones más adelante. Hay que actuar ahora, juntos", añadió.

Con esos fondos la OMS cree que se podrían fabricar y distribuir 500 millones de pruebas y 245 millones en tratamientos en los países de bajos ingresos e ingresos medios de aquí a mediados de 2021, y 2.000 millones de dosis de vacunas de aquí a finales de 2021.