“Yo hubiese esperado que el representante de una empresa transnacional que se adjudica una obra tan importante en el país, mostrara más interés por acudir a esta sesión legislativa en vista de los diversos cuestionamientos que existen sobre la legalidad y la viabilidad de la concesión”, sostuvo el diputado Víctor Granados Calvo.
 
Los legisladores de la Comisión Especial que analiza todas las concesiones otorgadas por el estado costarricense citaron para este martes a Paul Gallie, representante de APM Terminals, adjudicataria de la terminal de contenedores de Moín, para que respondiera sus preguntas y aclarara las dudas de los diputados.
 
Gallie envió una excusa vía correo electrónico en la que sostiene que “respetuosamente me permito indicarle que yo resido en Panamá y tengo compromisos de trabajo en dicho país en la fecha que me están convocando, por lo que me será imposible acudir a la convocatoria hecha. Por esta razón le ruego que se sirva la comisión reprogramar la fecha de mi comparecencia, a efectos de asegurar mi presencia en Costa Rica”.
 
El diputado Granados indicó que con esta ausencia el calendario de trabajo de la comisión se atrasará unos dos meses y “se trae abajo la intención de cerrar hoy el caso de la concesión de la terminal de carga de Moín para iniciar el análisis de la concesión del puerto de Caldera”.
 
El jefe de fracción de Acción Ciudadana, que integrara esta Comisión, Manrique Oviedo Guzmán,  “lamentó” la actitud del representante de la empresa holandesa de negarse a atender la solicitud de comparecencia en el Congreso “máxime cuando fueron informados con mucha antelación” aseveró el legislador.
 
“Con esta actitud se retrasan otros temas muy importante y donde tenemos mucho interés por entrar a analizar, entre ellos las concesiones del Aeropuerto Daniel Oduber y el puerto de Caldera”, aclaró el diputado Oviedo Guzmán.