Durante las últimas siete semanas se ha visto la violencia más mortal en años, con unos 2200 personas muertes, la mayor parte del lado palestino, salpicada por una sucesión de treguas fallidas.

Ambas partes han aceptado el acuerdo patrocinado por Egipto, al cual ha sido tremendamente difícil llegar.

No es la primera tregua desde que Israel lanzó su ofensiva el 8 de julio; de hecho han sido numerosas y efímeras.

A diferencia de treguas previas que tuvieron la intención de mantenerse unos días u horas, el último cese el fuego aspira ser ilimitado.

¿Quiere decir este cese de hostilidades que terminó la guerra?

Algunos consideran que después de 50 días de combates, el desgaste en ambos bandos, los impulsa a encontrar un modo de poner fin al conflicto.

¿Qué se ha acordado?

El acuerdo de cese el fuego anunciado este martes parece combinar elementos de propuestas que se han discutido durante semanas.

Sin embargo, hay diferencias en las declaraciones iniciales de ambas partes.

Según funcionarios de las facciones palestinas, las restricciones a los cruces de Gaza a Israel serían aliviadas para permitir el paso de suministros humanitarios y materiales para la reconstrucción, que se necesitan desesperadamente.

También se extenderían los límites de pesca en el mar Mediterráneo para los faenadores palestinos.

Las discusiones sobre otros asuntos, como la demanda de Hamas por un aeropuerto y un terminal marítimo, se dejarán de lado por un mes, junto a otros puntos que serán considerados bajo la mediación del gobierno de Egipto.

Un alto funcionario israelí dijo a la BBC que, mientras que Israel aceptó la propuesta egipcia de cese el fuego, no incluía el asunto del puerto, el aeropuerto o la liberación de presos palestinos en Israel.

La fórmula de cese el fuego es similar a la que terminó un conflicto entre Israel y Hamas en 2012, pero tras un periodo de calma relativa después de eso, comenzaron nuevamente los enfrentamientos.

¿Qué causó la escalada más reciente?

El fuego de cohetes de militantes palestinos desde Gaza y las incursiones aéreas israelíes sobre el territorio aumentaron tras el secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes en junio, de los que Israel culpó a Hamas y que condujo a una ofensiva contra el grupo en Cisjordania.

Hamas negó estar detrás de los muertos, pero posteriormente su líder político, Khaled Meshaal, afirmó que sus miembros lo habían perpetrado.

Las tensiones aumentaron todavía más después del asesinato por supuesta venganza de un adolescente palestino el 2 de julio en Jerusalén, tras lo cual seis sospechosos judíos fueron arrestados.

El 7 de julio, Hamas se adjudicó la responsabilidad por el disparo de cohetes por primera vez en 20 meses, después de una serie de incursiones aéreas israelíes, en las que varios miembros de su brazo armado perecieron.

Al día siguiente, Israel lanzó la operación Margen Protector, con el objetivo de detener los ataques con cohetes y destruir las capacidades militares de Hamas.

Desde entonces, ha habido miles de incursiones aéreas israelíes y miles de cohetes disparados por los palestinos.

Los analistas apuntan al hecho de que Hamas está cada vez más aislado en Gaza, tras perder el apoyo de su antiguo aliado incondicional, Siria, y en menor medida Irán, mientras que las autoridades egipcias frenaban el contrabando por túneles tras el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Morsi.

Atacar a Israel, señalan, podría ser una manera de que Hamas tratara de impulsar su popularidad y obtener concesiones en una eventual tregua duradera.

¿Por qué ha sido tan difícil lograr una tregua?

Ha habido múltiples esfuerzos por llevar a los dos bandos a aceptar un cese el fuego, pero las treguas han sido efímeras.

El primer plan de cese el fuego fue propuesto por Egipto después de una semana. Israel aceptó, pero Hamas dijo que no se le consultó y después lo rechazó como "una rendición".

En las siguientes semanas hubo varios intentos de detener los combates, incluyendo tratar de lograr pausas por razones humanitarias.

Hubo breves respiros pero ninguno duró. Israel dice que aceptó propuestas de treguas consecutivas, pero reanudó el fuego tras los renovados ataques con cohetes de los militantes.

Hamas indicó que aceptaría un cese el fuego duradero, siempre y cuando condujera a un levantamiento del bloqueo de Gaza, algo que Israel insistió que no consideraría sin la desmilitarización de la franja por parte de los grupos militantes.

Entretanto, Israel señaló que no negociaría bajo fuego y se retiró de las conversaciones de paz en Egipto cuando se reanudaron los ataques con cohetes.

¿Cómo terminaron guerras anteriores?

Esta última confrontación ha durado mucho más que los previos conflictos entre Israel y Gaza, en 2008-2009 y 2012.

Israel lanzó una ofensiva terrestre en diciembre de 2008 llamada operación Plomo Fundido, en respuesta a los cohetes. Terminó cuando Israel declaró una tregua unilateral 22 días después, diciendo que sus objetivos se habían "logrado más que plenamente".

Se calcula que 1.300 palestinos murieron en esa ocasión, muchos de ellos civiles. También murieron 13 israelíes, incluidos cuatro soldados en un incidente de "fuego amigo". La infraestructura civil de Gaza resultó extensamente dañada.

Cuatro años más tarde, Israel lanzó la operación Pilar Defensivo, nuevamente con la meta declarada de poner fin al fuego de cohetes y paralizar las capacidades de Hamas para lanzar ataques.

A ocho días de la operación, Egipto gestionó un acuerdo de cese el fuego que incluía una promesa de ambas partes para detener los ataques. Al menos 167 palestinos y seis israelíes murieron.