Madres de Plaza de Mayo anunciaron que los marchantes permanecerán 24 horas continuas caminando frente a la Casa Rosada. Hebe de Bonafini justificó la reanudación de la Marcha al afirmar que desde diciembre último “hay un enemigo en la Casa de Gobierno”.

La movilización está convocada para las 17:00 horas de este viernes en la histórica pirámide de Plaza de Mayo y concluirá a la misma hora del sábado con un acto de cierre.

“La marcha no es contra uno, es contra un Gobierno que nos quiere hacer mierda, pero lo que no tienen ellos es el pueblo en la calle. Vamos a inundar las calles, las plazas, para que los compañeros que no tengan trabajo se sientan apoyados”, afirmó Bonafini.

En la primera ronda que se realizó este jueves, luego de una década de estar suspendas, alrededor de la pirámide de la Plaza, el lema fue en solidaridad con los miles de trabajadores desocupados por el cierre de proyectos de bien social, medios de comunicación y empresas estatales, por parte del gobierno de Mauricio Macri: “La falta de trabajo es un crimen”.

“Vamos a inundar las calles, las plazas, para que los compañeros que no tengan trabajo se sientan apoyados” dijo Bonafini, de 87 años y líder de las luchas en defensa de los derechos humanos.

La consigna de la movilización, en tanto, explicita pertenencia política y es contundente: “Por el derecho a trabajar, resistir sin descansar. Cristina conducción”.

Sobre la convocatoria, Hebe manifestó que son “más de 30 organizaciones” políticas ligadas al kirchnerismo las que participarán de la movilización, entre ellas La Cámpora, el Frente Transversal, Nuevo Encuentro, La Néstor Kirchner, el Partido Solidaridad e Igualdad, entre otras.

Asimismo, el cierre de la manifestación incluirá discursos a cargo de la líder de Madres y también de Máximo Kirchner; el intendente de Ensenada, Mario Secco; el diputado nacional Edgardo Depetri; y el legislador del Parlasur, Agustín Rossi.

“Hay que caminar las 24 horas para que la marcha se sienta” proclamó la dirigente de los defensores de los derechos humanos en Argentina y agregó: “Ni a dormir, ni a pelotudear: a cantar!”