El embajador Alejandro Solano, en la conferencia para la prohibición de completa de ensayos nucleares, en Viena, Austria. (Foto. MREC)

La petición la presentó el representante de Costa Rica, Alejandro Solano, en el marco del 53ª período de sesiones del Grupo de trabajo B de la Comisión Preparatoria de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN), cuya sesión de trabajo de dos semanas inició este lunes en la sede de Naciones Unidas.

Solano recodó que el Taller Regional para América Latina y el Caribe de Infrasonido y Entrenamiento Integrado con Centros Nacionales de Datos, se realizó en marzo en Costa Rica, “lo que constituyó un notable aporte en la construcción nacional y regional”.

El TPCEN persigue el fin último de prohibir todas las explosiones nucleares en la Tierra, en cualquier superficie, en la atmósfera, en las profundidades marinas o terrestres y consiste en una red de 337 monitores distribuidos por el mundo, 90 % de los cuales ya están instalados.   Entrará en vigor una vez que los 44 países del anexo dos lo ratifiquen.

La delegación de Costa Rica la integran el Embajador de Costa Rica, Ana Ávila Consejera de la Misión y la funcionaria del OVSICORI Daniela Campos.