Mientras los sindicatos pedían detener la discusión del proyecto de Contingencia Eléctrica, que discute una comisión legislativa, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), demandó a los diputados acelerar la discusión y dar aprobación inmediata al proyecto.

“La UCCAEP insta a los diputados… a acelerar la discusión de esta iniciativa con el fin de permitirle al país producir más electricidad basada en recursos naturales sin contaminar el medio ambiente”, expresa un comunicado de la entidad.

La organización cúpula del sector empresarial afirmó que algunos diputados de esa comisión “se han dedicado a leer informes que aportan poco a la discusión y a no hacerse presentes a las sesiones, con lo cual se imposibilita el avance de esa iniciativa que es necesaria y urgente para el país”.

UCCAEP insistió en que la iniciativa de ley es fundamental porque de esa manera, asegura, se atendrá la demanda esperada con energía renovable, no térmica, y a precios más bajos.

“UCCAEP desde hace años insiste en la enorme necesidad de contar con una ley general de electricidad moderna y centrada en la necesidades del usuario; no obstante, se apoyó esta iniciativa del entonces ministro (Teófilo) de la Torre, como una medida urgente para prever el racionamiento a mediano plazo, si se da la esperada reactivación económica”.

Según el ente empresarial, la urgencia en la aprobación de esta ley es mayor en razón de los atrasos “públicos y notorios” de los dos grandes proyectos hidroeléctricos del ICE (el Diquís y el Reventazón), lo que ha provocado un aumento de los gastos en generación térmica.

Los sindicatos y otros sectores que adversan este proyecto de apertura en la generación eléctrica, consideran que la insistencia de los empresarios obedece al interés de algunos sectores de hacer lucrativos negocios en el campo de la energía.