Gracias a los esfuerzos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), las cooperativas de electrificación rural y los generadores privados, que en conjunto cuentan con unas 100 plantas generadoras, la cifra será de 98,84%.

Del total de la producción de 2019, el 67,5% proviene del agua, el 17% del viento, el 13,5% de la geotermia y el 0,84% de la biomasa y el sol. El restante 1,16% corresponde a plantas de respaldo. A la fecha, y como resultado de la diversificación de la matriz eléctrica, las fuentes limpias no hídricas superan el 30%.

De acuerdo con el CENCE, desde 1982, Costa Rica ha exportado excedentes de electricidad a la región. A partir de 1999, con la conformación del Mercado Eléctrico Regional (MER), el ICE ha logrado ventas por US$181,24 millones con la colocación de 3.329 gigavatios hora en Panamá, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala. Entre enero y agosto de 2019, el país registró 137,2 gigavatios hora exportados, equivalentes a US$7,2 millones.

 El ahorro que el país ha tenido durante los últimos 20 años por no generar con combustibles fósiles asciende a US$482,4 millones, monto que impacta de manera positiva y particular a los sectores industriales.

 “Mejorar la red de transmisión regional permitirá a Costa Rica aumentar sus exportaciones al Istmo en los próximos años. Nuestro aporte al MER tiene el valor agregado de ser 100% renovable, lo que reduce las emisiones contaminantes de Centroamérica”, indicó Irene Cañas, presidenta ejecutiva del ICE.

 El país vende energía tras satisfacer su demanda interna. Generalmente, la electricidad exportada se produce en los períodos con más lluvias, cuando la abundancia del recurso permite colocar los excedentes. Este año, la mayoría ha provenido de hidroeléctricas a filo de agua.

 

El modelo eléctrico costarricense, basado en una estructura solidaria, ha permitido alcanzar una cobertura de 99,4%, una de las más altas del continente americano. Esto beneficia a más de 1.558.000 hogares, 225.000 comercios y 9.000 industrias que cuentan con un servicio eléctrico de calidad, continuo y sostenible, detalló la fuente.