Imagen: Foto OMS. Recinto de Sesiones de la Asamblea General de la ONU vacío debido a la pandemia del CODIV-19.

Primer mensaje. El acceso equitativo a las herramientas de lucha contra la COVID-19.

Ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, la OMS pidió a los líderes mundiales que apoyen el Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (Acelerador ACT), una iniciativa de colaboración internacional única para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas, los tratamientos y las vacunas contra la COVID-19 a nivel mundial, fortaleciendo al mismo tiempo los sistemas de salud.

Gracias a la mancomunación de las inversiones a nivel mundial, el Acelerador ACT ofrece a todos los países la posibilidad de acceder más rápidamente a un mayor número de herramientas, compartiendo juntos los riesgos y los costos.

El Acelerador ACT necesita $35.000 millones para acelerar el desarrollo, la adquisición y la distribución de 2.000 millones de dosis de vacunas, 245 millones de tratamientos y 500 millones de pruebas durante el próximo año.

La inversión necesaria en una solución mundial destinada a lograr un acceso equitativo palidece en comparación con las repercusiones económicas de la COVID-19 y los paquetes de estímulo interno diseñados para mantener las economías a flote.

El acceso equitativo permite que todos los países logren una recuperación plena apoyando a todos los sectores económicos, protegiendo la cadena de valor mundial y garantizando el crecimiento mundial a largo plazo.

Segundo mensaje es sobre el impulso al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-.

La pandemia amenaza con desbaratar los logros alcanzados durante decenios en materia de salud y desarrollo. Una reciente encuesta de la OMS, reveló que el 90% de los países están sufriendo interrupciones de sus servicios de salud esenciales debido a la pandemia.

Según los datos proporcionados, los servicios que están sufriendo interrupciones con mayor frecuencia son los de inmunización rutinaria, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades no transmisibles, planificación familiar y anticoncepción, tratamiento de los trastornos de salud mental y diagnóstico y tratamiento del cáncer.

La COVID-19 es un claro recordatorio de por qué necesitamos invertir en sistemas de salud y datos más sólidos y arraigados en la atención primaria de la salud para lograr la cobertura sanitaria universal y cumplir las metas de los ODS relacionadas con la salud.

El Plan de acción mundial a favor de una vida sana y bienestar para todas y todos tiene como objetivo acelerar los progresos en los países hacia el logro de las metas de los ODS relacionadas con la salud, con el apoyo de 12 organismos multilaterales dedicados a la salud, el desarrollo y la respuesta humanitaria. Esta semana conoceremos los progresos realizados para sentar las bases de un decenio de ejecución y acción.

Por último, es hora de prepararnos para hacer frente juntos a la próxima pandemia.

La COVID-19 nos ha demostrado que lamentablemente el mundo no estaba preparado, a pesar de las numerosas señales y advertencias.

Hace un año, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación advirtió de la amenaza de una pandemia y pidió a los dirigentes mundiales que adoptaran conjuntamente medidas urgentes para prepararse.

A principios de esta semana, la Junta publicó su informe de 2020, titulado «Un mundo desorganizado». En el informe se analiza un mundo desorientado por la COVID-19 que sufre de una falta de liderazgo y de acción oportuna. En este se pide que se renueve el compromiso con el multilateralismo y con la OMS.

Ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, la OMS pide a todos los ciudadanos y dirigentes que apoyen las cinco medidas esbozadas en el informe de 2020 de la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación: liderazgo responsable; ciudadanos comprometidos; sistemas sólidos y versátiles que garanticen la seguridad sanitaria; inversión continua; y una sólida gobernanza mundial en materia de preparación.

Las medidas que adoptemos hoy definirán nuestro futuro colectivo.