La pobreza total que se hallaba en 2016 en 20,5% bajó en 2017 a 20,0%, mientras que la pobreza extrema se contrajo de 6,3% a 5,7% en el mismo periodo, señaló el INEC.

Esto significa que más de 8.000 familias salieron de la condición de pobreza extrema y otras 2.000 superaron la pobreza en general, medida ésta por el nivel de ingreso de sus integrantes.

En el área rural, el impacto ha sido mucho mayor pues en los últimos tres años la pobreza pasó de un 30,3% a un 24,1%, para una reducción total de 6,2%. Cada punto porcentual representa a más de 4.000 hogares.

 

Pobreza multidimensional

Las noticias son aún más alentadoras cuando se utiliza el método de medición multidimensional de la pobreza, que utiliza una serie de parámetros además del ingreso para hacer la medición del fenómeno.  En este caso, la pobreza se redujo de 20,5% en 2016 a 18,8% en el 2017.

La presidenta en ejercicio, Ana Helena Chacón, celebró los datos y señaló que tal progreso es el resultado de un cambio radical en el modo de abordar el problema, que puso en práctica el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís a partir de 2014.

Este cambio se refiere a la creación de un cuerpo de brigadistas que visitan las comunidades más pobres del país para elaborar un diagnóstico de la situación familia por familia, con el base en el cual se elaboran planes de asistencia, promoción del estudio, el empleo y el emprendedurismo.

De esa manera, ha explicado el gobierno, los recursos dedicados al área social llegan con seguridad a los sectores que realmente la necesitan, eliminando en el proceso el clientelismo político.

 

Contención a la desigualdad

Otro de los logros destacados por el INEC es haber logrado, por primera vez en décadas, reducir la tendencia al incremento de la desigualdad, un fenómeno particularmente acentuado en Costa Rica.

La medición de la desigualdad, para la cual se utiliza un método denominado “coeficiente de Gini”, se refiere al volumen de la diferencia entre los ingresos de los segmentos más ricos y los más pobres de la sociedad.

Este año, el coeficiente de Gini no solo detuvo su tendencia alcista sino que disminuyó con respecto a 2016 de 0,521 a 0,514.

Chacón expresó que “cuando asumimos el gobierno en el año 2014, la pobreza estaba en un 22,4 y hoy podemos contarles que hemos logrado reducirla significativamente hasta traerla a un 20%”, lo cual significa que “hemos logrado sacar 21.000 hogares de la pobreza”.

Significa, además que “cada día más personas en nuestro país finalmente pueden dormir sin hambre y pueden empezar a construir sus sueños de un mejor futuro”, señaló la presidenta en ejercicio.

 

Conectividad

Otro dato importante que revela la Encuesta de Hogares es una fuerte reducción de familias sin conexión a Internet, que pasó de un 49% en 2015 a un 34% en 2017.

Estudios de organismos internacionales han destacado la conexión a internet como un factor muy importante en la dinámica educativa de las personas y en el desarrollo económico de las familias.