La institución inauguró esta semana el edificio de la Unidad de Conocimiento Agropecuario (UCAGRO) que será la encargada de este proyecto.

Con la experiencia acumulada por más de 100 académicos en las unidades de investigación y fincas experimentales de la Facultad, se ayudará inicialmente a las y los agricultores en aspectos fundamentales como son clima, tipos de suelos y vegetación.

“Para ello se contará con mapas interactivos, donde el agricultor con un “clic” podrá conocer si en su región habrá más o menos lluvia en determinado período de tiempo, el tipo de suelo de su localidad o las malezas que pueden afectar sus cultivos, por ejemplo”, explicó el director del Instituto de Investigaciones Agrícolas (IIA), que coordina la UCAGRO, Víctor Jiménez.

El proyecto permitirá además que los productores tengan acceso directo a los especialistas de la Facultad.

“Los colegas que trabajan en patología, protección de cultivos, enfermedades, plagas, etc., pondrán a disposición de los usuarios una clínica de diagnóstico, de forma que un agricultor pueda subir con su celular la foto de un cultivo para que le puedan hacer un diagnóstico ante alguna enfermedad. Se trata de que las personas no tengan que trasladarse físicamente a la Facultad, sino que desde su finca o su comunidad puedan hacer sus consultas”, explicó el funcionario.

Además de la UCAGRO, el nuevo edificio de 2.700 m2, ubicado al costado norte del edificio principal de la Facultad de Ciencias Agroalimentarias, albergará un auditorio para 100 personas, salas de estudio y salas multimedia, lo que permitirá la organización de actividades presenciales cuando se considere oportuno.

“Se quiere invitar a grupos de agricultores, de cooperativistas, de organizaciones, para que vengan a charlas, conferencias, cursos cortos, etc”, apuntó.

El inmueble también será la sede de la Biblioteca de Ciencias Agroalimentarias, que en el segundo piso pondrá a disposición de estudiantes, docentes y público en general, aproximadamente 78 mil publicaciones.

El Ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Felipe Arauz, comentó que esta iniciativa será vital para que el sector agropecuario nacional incremente su competitividad.

“En el país se necesita una agricultura sustentada en un conocimiento de punta, que haga la diferencia en el campo, que sea oportuno, ágil y fácil de comprender, y que sea generado mediante investigación rigurosa como sucede en la Universidad de Costa Rica”, recalcó.

Agregó, que espera que UCAGRO sea una autopista de doble vía mediante la cual no solo la UCR lleve su conocimiento al campo, sino que en sentido inverso el sector agropecuario pueda hacer llegar sus necesidades a la Universidad.