Foto de la propiedad de la denuncia, suministrada por los vecinos de Gandoca Manzanillo.

Según testimonios de los vecinos en redes sociales, algunas personas “han cortado una gran cantidad de árboles, han drenado un humedal, y hoy siguen levantando pilares enormes de cemento aprovechando los días festivos y la ausencia de autoridades como la Policía o la Municipalidad de Talamanca, así como la falta de acción de parte del Ministerio de Ambiente y Energía ante tal destrucción” dice el comunicado de la denuncia firmada por un comité de vecinos y organizaciones sociales de Gandoca Manzanillo.

Sostienen los vecinos que ante las denuncias efectuadas desde hace semanas, funcionarios del MINAE llegaron a la zona pero que en su informe “minimizaron los evidentes delitos y el reporte solo indicaba que cuatro alcantarillas se estaban cambiando”, y, según los dirigentes comunales “omitieron decir que hay un drenaje hecho para secar el Humedal de Punta Uva, y además, que han rellenado con piedra, lastre y tierra la frágil e importante Área del Humedal".

Los vecinos afirman que el sábado 21 de diciembre contabilizaron al menos 50 vagonetas cargadas de tierra que fueron vertidas para rellenar el Humedal de importancia internacional ubicado en el Refugio Gandoca Manzanillo.

Recordaron los dirigentes comunales que actualmente “hay una pugna legal por la delimitación del refugio y aunque los funcionarios del MINAE aseguran en su informe que el área denunciada está fuera del Refugio sin amparo de ninguna ley, es innegable que el lote en cuestión está en un humedal y dentro de los 200 metros de zona marítimo terrestres, dos condiciones que le dan un nivel de protección especial” afirmaron.

Los vecinos insisten en que la ley vigente si cubre la zona como parte del Refugio.

Según el artículo 45 Ley #7554 y el artículo 7 del DE Nº22550-MINAE “quedan prohibidas las actividades orientadas a interrumpir los ciclos naturales de los ecosistemas de humedal, como la construcción de diques que eviten el flujo de aguas marinas o continentales, drenajes, desecamiento, relleno o cualquier otra alteración que provoque el deterioro y la eliminación de tales ecosistemas”.

En la última visita el 24 de diciembre, el MINAE “ordena paralizar las actividades de construcción correlacionadas directa o indirectamente hasta tanto no se presenten los respectivos permisos de viabilidad ambiental, en físico, que autorizan la ejecución de obras y otras atinentes a la misma en el plazo que corresponde de la ley”.

Municipalidad en la mira

Los defensores de la naturaleza agregaron que “hay que recordar que la Municipalidad de Talamanca fue denunciada por hacer una calle ilegal en la entrada a Puerto Viejo de Limón que atravesó playa Negra, sin permisos del Ministerio de Obras Públicas e invadiendo la playa con la excusa de agilizar el tránsito por la Semana Santa de este año (2019). En esa ocasión el Viceministro de infraestructura, Olman Elizondo, aseguró que la obra se hizo sin permisos y que efectivamente se infringió la ley.

Los vecinos anunciaron que están organizados contra la pretensión de construir un atracadero turístico en Puerto Viejo de Limón, ya aprobado por la Municipalidad de Talamanca y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), proyecto que ya recibió una denuncia por temas ambientales.

En noviembre pasado la Fiscalía allanó la Municipalidad de Talamanca por una indagación de pagos irregulares en la construcción de carreteras e infraestructura vial en la zona. Este caso no es el único, son varias las denuncias contra esta Municipalidad, que inclusive tuvo un ex alcalde que estuvo en la cárcel y enfrentó un proceso por corrupción. (Lea más en http://www.corrupcioncr.org/talamanca-2/).