La Corte de La Haya concluyó por 15 votos a favor y uno en contra que el origen de la frontera entre Perú y Chile se mantiene en el Hito número 1 y se proyecta 80 millas marinas en paralelo. De esta manera la República de Chile pierde parte de la Zona Exclusiva Económica pero mantiene 80 millas.

Según el fallo emitido este lunes por el presidente de la Corte, Peter Tomka,  la frontera marítima paralela quedó definida desde el Hito Uno hasta 80 millas de mar y se modificaría la linea de la Zona Económica Exclusiva que mantenía Chile hasta las 200 millas náuticas.

Esto significa que los jueces dieron la razón a Perú hasta las 200 millas, por lo que las grandes empresas pesqueras de Chile no podrán ejercer su labor más allá de las 80 millas reivindicadas por Chile, indicó la corresponsal de teleSUR en Chile, Beatriz Michel.

El fallo no afectaría mayormente a los pescadores artesanales chilenos, sobre todo a los más pequeños que tienen un radio de faena de unas 40 millas.

"Hubo sí un fallo adverso, pero no tan malo como nosotros esperábamos, y eso porque el Estado hizo una buena defensa", dijo un pescador de Arica (norte de Chile) a medios locales.

En el año 2008, Perú presentó ante La Haya una demanda sobre la frontera marítima. Lima alegaba que esta zona no está definida, pero Chile sostenía que es la que prevalece tras los acuerdos firmados en 1952 y 1954.

Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, que el 11 de marzo pasará el testigo a Michelle Bachelet, y Perú, Ollanta Humala, han reiterado que acatarán y ejecutarán la decisión de la Corte.

Lo mismo han sostenido las Fuerzas Armadas de ambos países, que "tienen muy claro que el propósito es el acatamiento del fallo", señaló el ministro de Defensa chileno Rodrigo Hinzpeter.

En los últimos 20 años, desde que se aprobó la Convención del Derecho del Mar, ha habido cerca de 17 fallos sobre límites marítimos entre Estados que tienen costas adyacentes.