"Indudablemente este resultado refleja la efectividad de las acciones que hemos venido aplicando desde el segundo semestre del año. Terminamos el 2014 con un déficit fiscal controlado y superamos los pronósticos. La austeridad en el gasto, los esfuerzos recaudatorios y el aumento en la inversión, sin descuidar los programas sociales, refuerzan nuestro compromiso con una política fiscal responsable", aseguró Fallas.

Según explicó el ministro, esta reducción de 0,4% del PIB significó 200.000 millones de colones menos de colocación de deuda por parte del gobierno, lo que contribuye a bajar las presiones sobre la economía.

Fallas recordó que en julio de 2014, cuando acababa de asumir el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís, el déficit alcanzaba el 6,4% del PIB.

En cuanto al gasto total, el 2014 presentó una variación interanual del 9,3%, cifra muy inferior al periodo anterior (14%).

El gasto corriente 2014 fue el menor de los últimos seis años, al mostrar un crecimiento de 8,7%. En 2013, por ejemplo, el gasto corriente creció un 13,4%. Las remuneraciones también registraron un crecimiento de 8,3%, el menor de los últimos los últimos seis años.

"Otro aspecto favorable fue la mayor ejecución de proyectos de inversión pública, importante motor del crecimiento económico. En el primer semestre del 2014, se ejecutó un 35% de lo programado, mientras que el segundo periodo la ejecución ascendió a 94%, como resultado de un seguimiento más riguroso de los proyectos", aseguró Fallas.

El ministro hizo "un respetuoso llamado" a los diputados para que avancen en el conocmiento y aprobación de los proyectos de ley propuestos por el gobierno para fortalecer la lucha contra el fraude y el contrabando.

"Los únicos beneficiados de no aprobar esas iniciativas son los evasores y los contrabandistas, por lo que entre más pronto tengamos esas herramientas más podremos hacer por reducir la evasión y atacar el comercio ilícito", apuntó.