“Celebramos la posibilidad de que pueda haber justicia en el caso de Jairo Mora, pero no podemos dejar de señalar la incompetencia, negligencia y descuido con que ha actuado la Fiscalía, y el sistema de justicia en general en este proceso”, afirmó en un comunicado la Federación Conservacionista Nacional (FECON).

En enero de 2014, el tribunal de juicio de Limón absolvió a siete acusados por la muerte de Jairo Mora, asesinado en mayo de 2013 en playa Moín, cerca del puerto de Limón, mientras atendía una nidada de huevos de tortuga en compañía de cuatro cooperantes extranjeras.

Dicho fallo fue producto del mal manejo de pruebas por parte de la Fiscalía y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), según argumentaron los jueces integrantes de dicho tribunal.

“Jueces y fiscalía se culpaban entre sí por haber dejado libres a los acusados. Entre los problemas del proceso están: no admitir la prueba clave, extravío de actas originales y de un disco compacto con las grabaciones de las intervenciones telefónicas y hasta un perfume quebrado. Como si fuera poco, pareciera que hoy es imposible volver a recrear la escena del crimen”, acotó FECON.

En agosto pasado, un tribunal de apelación anuló esa sentencia y ordenó que se realice un segundo juicio, que inició el lunes.

La organización ecologista celebra el que ahora se abra “una ventana de oportunidad para que en un nuevo juicio se revierta la impunidad posibilitada por el sistema judicial”.

“Con un nuevo juicio existe la esperanza de ser más consecuentes como sociedad con la imagen que pregona el país. Si se logra hacer justicia ambiental, Costa Rica servirá de ejemplo para el mundo. De otra manera, seguiremos siendo cómplices de que redes mafiosas vuelvan a actuar animadas por la impunidad reinante”, apuntó FECON.