Oviedo, del Partido Acción Ciudadana (PAC), subrayó que las dudas surgidas tras conocer el informe de 2013 de Cal&Mayor, que pretende sustentar el sobreprecio de $165 millones en el proyecto de ampliación de la Ruta 32, subsisten.

El brevísimo informe de 2013 que presentaron en la Comisión legislativa de Ingreso y Gasto Público “da explicaciones insatisfactorias y carece de firmas que lo respalden" señaló.

“El informe que nos entregó la consultora mexicana correspondiente a 2013 es de solo siete páginas, no presenta ningún documento que respalde los datos suministrados y, para colmo, viene sin firmas responsables”, criticó el legislador.

Y es que el informe de Cali&Mayor de 2012, de 180 páginas y firmado, estimaba un costo de $320 millones, pero el contrato entre el CONAVI y el gobierno chino se fijo en $485 millones, $165 millones más.

Oviedo agregó que el informe 2013 de Cali&Mayor “no hace otra cosa más que aumentar las dudas con respecto al costo de la ampliación y confirma que ni el MOPT ni el CONAVI, tienen suficientes razones técnicas para justificar semejante sobreprecios en esa vital obra”.

Resaltó el legislador que “yodos queremos que se amplíe la Ruta 32, es una obra muy necesaria, pero no debemos aceptar por ello condiciones abusivas ni costos hiperinflados” nunca más.