La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, celebró la aprobación en la Cámara de Diputados del Marco Civil de Internet.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, celebró la aprobación en la Cámara de Diputados del Marco Civil de Internet.

BRASILIA, 28 mar (Xinhua) -- En la noche del martes, la Cámara estableció los derechos y deberes de los usuarios y proveedores de la red mundial de computadores en el país sudamericano.

"La aprobación del Marco Civil de Internet por la Cámara de Diputados es una victoria de toda la sociedad brasileña. El proyecto muestra el protagonismo de Brasil en un tema que el mundo debate, la seguridad, la privacidad y la pluralidad en la red", escribió la mandataria en su cuenta de microblog.

El texto venía siendo tramitado en el Congreso desde 2011 y determina principios, garantías y derechos para el uso de la red mundial de computadores en Brasil.

En audiencia pública en la Cámara, el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo, afirmó este miércoles que el texto aprobado es equilibrado.

"El proyecto fue muy discutido, tal vez con más stress que la mayoría de los proyectos que tramitan aquí. Eso muestra que había una preocupación muy grande de los parlamentarios y de los partidos con la importancia de este proyecto", afirmó.

La neutralidad de la red mundial de computadoras, uno de los pilares del proyecto, sufrió algunas alteraciones con relación al texto original enviado por el Ejecutivo, pero fue mantenido.

Por ese principio, los proveedores no pueden ofrecer conexiones diferentes para, por ejemplo, acceso a emails, videos o redes sociales.

Para permitir la aprobación en la Cámara, el gobierno renunció a su propuesta original de exigir el almacenamiento en Brasil de los datos de usuarios brasileños, lo que llevaría a las empresas de internet, como Google o Facebook, a instalar data centers en el país.

La medida tenía el objetivo de garantizar la privacidad de los internautas y del propio gobierno brasileño frente a las denuncias de que los Estados Unidos habrían interceptado comunicaciones de la presidenta Rousseff y sus principales colaboradores.

El proyecto sigue ahora para su análisis en el Senado antes de ir para su sanción presidencial.

El Marco Civil de Internet es considerado un proyecto prioritario del gobierno en el Congreso, puesto que de su aprobación depende la posición que será adoptada por Brasil en la reunión internacional convocada para abril próximo en Sao Paulo por Rousseff.

En el encuentro, que ya tiene el apoyo de un importante número de países, será discutido el futuro de la gobernanza mundial de internet.