as integrantes de La Ruidosa oficina, colectivo que trabaja desde el arte para generar espacios de educación no formales. (Foto: La Ruidosa Oficina)

La Ruidosa oficina es un colectivo que trabaja desde el arte para generar espacios de educación no formales que está integrado por Mariela Richmond, Catalina Tenorio y Marga Sequeira, formadas en distintas disciplinas que coinciden y se acoplan en el proyecto.

Este año el colectivo había propuesto el eje temático La ceremonia de los órganos, que es una indagación de los diferentes órganos del cuerpo y los saberes que están relacionados con los mismos, la sesión de este martes trabajará con el estómago. Indagará con qué se relaciona el estómago, integrando nociones sobre el cuido, el autocuido y la alimentación – medicina.

Por eso se hablará de la alimentación. Para profundizar en el sentido práctico, ha sido invitada Brenda de Huertos Sula, quien va a enseñar sobre la cocina vegana, en la sesión virtual y cada participante seguirá los pasos de las recetas desde sus casas.

El tema elegido por La ruidosa oficina para su sesión tiene una vigencia dolorosa mientras nos desmaterializamos tras horas de teletrabajo y cuarentena. En tiempos de distanciamiento social en los que las artes se hallan en peligro, este grupo perdura e invita a sus participantes a seguir pensando colectivamente aún desde el encierro. 

Sobre esto reflexiona Marga Sequeira: “En el momento en que nos dijeron “se cancela la No escuela”, dijimos: no se cancela, le cambiamos lo que haya que cambiarle, si la gente no puede estar en un mismo espacio…pero no se cancela. No jugamos con las imposibilidades y los “Noes”, sino que tratamos de pensar en las posibilidades y en qué se puede hacer. Es algo a lo que estamos acostumbradas a hacer, una aplicación más de nuestro trabajo. Cómo evitar que los conflictos sea conflictos, cómo sacarle provecho.”

Desde aquella primera sesión temática de La ceremonia de los órganos, del 3 de marzo pasado, el mundo cambió drásticamente. El cuerpo propio y el del Otro se convirtieron en sospechosos de incubar una enfermedad para la cual no hay cura. Desde entonces, el distanciamiento social y el encierro se han convertido en la regla.

Mariela Richmond opina sobre las circunstancias en que se desarrollará el encuentro: “Creo que nosotras, como casi todo el mundo, no elegimos la mediación virtual, sino que corresponde a una condición de emergencia”.

Al respecto, Catalina Tenorio aporta: “la No escuela fue pensada para la presencialidad. Era algo muy importante, el encuentro físico, la relación del cuerpo con el espacio, con los otres, con las sensaciones, toda la comunicación que no es verbal, la sensación de ritual, de fiesta, etc. Pero, como dijo Marga, nuestra respuesta fue la Ruidosa se adapta y la No escuela se adapta y sigue, porque también era una opción cancelar el proyecto, pero creo que todas aquí sabemos que conseguir estos espacios y que los proyectos sucedan es muy difícil en nuestro contexto y que, realmente, no podemos dejar que se perdiera, había que defenderlo, entonces, pues, defenderlo es adaptarse a la situación e intentar usar la dificultad a nuestro favor.”

Bajo esas condiciones, la segunda sesión prevista para abril estuvo a punto de cancelarse debido a las restricciones por el coronavirus que la cultura, acata.

Como todas las actividades artísticas y educativas, La Ruidosa oficina no fue una excepción al pedido de quedarse en casa. Sin embargo, el colectivo busca resistir y es por eso que, -la segunda sesión-, ocurrirá en forma virtual este martes 28 de abril a las 6:00pm por Zoom.

CASA CANÍBAL

Casa Caníbal es un espacio para la experimentación y la creación colectiva y colaborativa del Centro Cultural de España “El Farolito” en Costa Rica.

El espacio está destinado a albergar nuestro programa de Residencias Caníbales (Internacionales, Regionales y Locales) de Investigación Artística y como un espacio de laboratorio que integra nuestras líneas estratégicas de Experimentación, Investigación y Mediación en procesos creativos y prácticas culturales contemporáneas contempladas desde nuestro Plan de Centro del 2016 del Centro Cultural de España “El Farolito” en Costa Rica. 

(*Colaboradora de Informa-Tico y del Portal Nodal.am)