El anuncio lo hicieron jerarcas del Banco de Costa Rica, el Banco Nacional de Costa Rica y el Banco Popular, en un acto en que también participaron el presidente Carlos Alvarado, la primera dama, Claudia Dobles, entre otros altos funcionarios del gobierno, así como representantes del sector privado.

“Estamos incentivando que las personas retomen la confianza, que se ilusionen con tener una vivienda propia en condiciones crediticias acordes con sus economías familiares, que puedan encontrar buenos créditos en los bancos y también buenas opciones en el mercado inmobiliario”, explicó Dobles.

En la actividad, que tuvo lugar en la Casa Presidencial, cada banco presentó su propia propuesta con ofertas más favorables para la clase media.

 

El Banco Popular ofrece dos productos: el Fondo Especial e Vivienda (FEVI) y el Fondo de Avales para Vivienda (FAVI).

El FEVI brinda opciones a la población que no califica para crédito de vivienda tradicional y se orienta a familias que no han resuelto su necesidad, teniendo prioridad sectores vulnerables. No calificar por falta de capacidad de pago en los créditos tradicionales de vivienda es el primero de los requisitos.

Además, el ingreso familiar debe ser menor al equivalente a 6 salarios mínimos, o sea inferior a ¢1.615.932 mensuales.  Entre las condiciones del crédito, la tasa es la básica pasiva por todo el plazo, con una tasa piso de 6.5%. Son créditos con plazo máximo de 30 años y financian el 100% del valor de la vivienda que indique el avalúo.

 

El FAVI es para personas o familias con ingresos comprendidos en los estratos salariales de 2,5 a 7,5 veces el salario mínimo embargable, o sea a partir de ₡674.000 de ingreso familiar. El valor de la vivienda a financiar no puede superar el tope de vivienda de interés social.

Con este producto se financia el 100% del valor de la vivienda señalado por el avalúo, con 80% en hipoteca de primer grado y 20% de aval. El monto máximo a financiar es de ¢58.600.000, ofrece una tasa de interés escalonada, con un plazo máximo de 30 años.

 

Banco de Costa Rica. Anunció su nuevo producto “Vivienda Accesible” para la población de ingresos medios, orientado a ingresos familiares desde ¢726.874, con un plazo máximo de 30 años, sin pago de honorarios ni avalúo.

 

El BCR financia el 95% del valor de la vivienda, y el 5% puede financiarse también mediante un bono parcial; el monto máximo de financiamiento es de ¢56.620.000.

 

Normalmente, un crédito de vivienda del BCR paga una cuota de ¢9.143 por millón financiado, en el caso de este producto especial para la población de ingresos medios, la cuota a pagar es de ¢7,665, o sea ¢1.478 menos por cada millón financiado. La comisión de formalización es del 2%, en este caso será solo del 0.75%.

 

El Banco Nacional ofrece una baja en la la tasa de interés de 9,60 a 9,35%. Además, la entidad bancaria reembolsa el pago de honorarios del avalúo una vez concretado el préstamo, cuando su monto es inferior a ¢65 millones.

Además, están incluidos en la cuota los seguros de vida saldo deudor y de siniestros sobre la construcción. De esta manera, el bien está totalmente protegido sin necesidad de hacer un pago adicional.

 

Por ejemplo, para un crédito de ¢46 millones, que es el promedio de colocación del Banco Nacional, la cuota mensual es de ¢390.153 e incluye seguros sin costos adicionales.  Además, la comisión de trámite y formalización es del 2%, pero para población de ingresos medios puede ser negociable una baja entre un 25% y un 50%.