La  crisis en Estados Unidos, debido a la falta de un acuerdo interpartidario para elevar el techo de la deuda, representa un grave riesgo para la estabilidad económica de Latinoamérica, que es el segundo tenedor de activos en dólares del mundo, sólo superado por China, advirtió la Comisión Económico para América Latina (CEPAL).

El organismo de la ONU explicó que Latinoamérica y El Caribe mantiene reservas por más de 700.000 millones de dólares, además de que Estados Unidos es el principal socio comercial de loos países de la región.

“De no resolverse el problema de la deuda pública estadounidense, se pone en grave riesgo la resiliencia y el crecimiento de la región", indicó la CEPAL  en un comunicado.

Algunos de los países que resultarían más afectados, debido a la dependencia de sus economías con respecto a Norteamérica, son México, Centroamérica y algunos países del Caribe, de acuerdo con este informe.

Los flujos de inversión y las remesas familiares, que envían los migrantes a sus respectivos países, podrían verse afectados por el impacto de la crisis en la economía estadounidense, señaló la CEPAL.

Según los bancos centrales de Centroamérica, los cinco países del istmo recibieron en conjunto 11.066 millones de dólares en 2010 por concepto de remesas, concentrándose la mayor parte del flujo en Guatemala, El Salvador y Honduras.

En estos tres países, el volumen de los ingresos por remesas iguala o supera el valor de las exportaciones anuales.

Considerando estas circunstancias, la demora en un acuerdo en el Congreso estadounidense sobre el tema de la deuda podría causar un nuevo cataclismo económico en Estados Unidos y provocar "un fuerte impacto en el valor de los activos, los tipos de cambio y en el nivel de actividad global y, por tanto, en la demanda por los bienes y servicios que produce y exporta la región" latinoamericana, añadió la CEPAL.

A seis días de la fecha límite para tomar una decisión, antes de entrar en cesación de pagos, la economía más poderosa del mundo  vive una situación de gran incertidumbre.

La Casa Blanca aseguró este miércoles que es posible forjar un compromiso en el Congreso entre demócratas y republicanos para aumentar el techo de la deuda pública y resolver el gigantesco déficit fiscal, antes de la fecha límite.