Durante dos días las líderes de la Organización Negra Centroamericana (ONECA) y mujeres que ocupan cargos públicos procedentes de Estados Unidos, México, República Dominicana, Brasil, Uruguay y los países del Istmo, deliberaron sobre los temas que más preocupan a las mujeres afrodescendientes y pidieron a los gobiernos que trabajen en la construcción de sociedades pluriculturales y multiétnicas para acabar con la exclusión y el racismo.

La conferencia que concluyó la noche del miércoles con un llamado a los gobiernos para terminar con el racismo, la exclusión y la marginalidad que sufren las mujeres y poblaciones afrodescendientes en América Latina, contó con las representaciones de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y la diáspora de Estados Unidos que forman parte de ONECA. Y con la participación de funcionarias de Estado de Brasil, Uruguay y Colombia, responsables de estos temas en sus países.

El llamamiento a trabajar por sociedades pluriculturales y multiétnicas surgió del foro “¿Democracia para quién?: la exclusión política de las Mujeres y Pueblos Afrodescendientes de América Latina” que se realizó en la Cancillería, el martes, con la participación del ministro del Exterior, René Castro.

El Encuentro y Conferencia Regional: Poder y Participación Política de las Mujeres Afrodescendientes, tuvo lugar los días 26 y 27 en San José, organizado por la Asociación para el Desarrollo de las  Mujeres Negras Costarricenses y ONECA, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En su mensaje ante más de medio centenar de representantes, el Canciller Castro reiteró el compromiso de Costa Rica con los derechos humanos y las acciones para eliminar la discriminación racial, a través de la Comisión Afrocostarricense, en el marco del Año Internacional de los Afrodescendientes 2011, declarado por Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Ann Mckinley, Presidenta del Centro de Mujeres Afrocostarricenses  dijo que el país necesita “que se tipifique de manera correcta el delito de discriminación racial”  y que, entre otras acciones, las cuotas de participación de la población afrodescendientes deberán ser implementadas en forma transversal “para que la mujer negra pueda acceder a diversos espacios del desarrollo nacional”.

La Comisión Afrocostarricense, es co presidida por la exdiputada Epsy Campbell y el exdiputado Walter Robinson y tiene el propósito de visibilizar al pueblo afrodescendiente como actor fundamental del Estado costarricense y de la comunidad internacional.

Otros de los temas abordados por las mujeres Afro fueron, la conferencia Regional “Poder Político y Empoderamiento Económico para las Mujeres Afrodescendientes”. “Realidad, obstáculos y desafíos de la participación política de las mujeres afrodescendientes: una entrevista a mujeres afrodescendientes destacadas en la política regional”. “Democracia, Ciudadanía y participación política: Una propuesta para enfrentar la deuda y el déficit democrático con las mujeres afrodescendientes”. “De los derechos políticos a los derechos económicos sociales y culturales de las mujeres afrodescendientes en el ámbito local”.

La realidad

Como ya ha sido reconocido por los Estados y por diversos organismos internacionales e intergubernamentales, el racismo y el sexismo colocan a las mujeres afrodescendientes en una situación de exclusión social, política y económica; por lo que pese a su liderazgo social y comunal, los espacios de poder político han sido prácticamente nulos.

Dado a esta realidad, las mujeres afrodescendientes viven una ciudadanía limitada, no teniendo garantizados sus derechos humanos consagrados en las constituciones y en los convenios internacionales. Así, de forma sistemática, se les vulnera el derecho a la representación, a la participación política plena,  el derecho a la salud, colocándolas en riesgo de vida permanente; así como el derecho al trabajo, a los recursos productivos y a la tierra. Por esta razón, para las mujeres afro, los principios de igualdad y no discriminación son letra muerta que no alcanzan a pesar de sus demandas y luchas

Representantes

Entre las representantes se contó con Mirtha Colon, Secretaría de la Mujer ONECA, Sidney Francis, Presidenta de ONECA, Maureen Clarke, Ejecutiva del INAMU, Luiz Alberto do Santos, diputado Federal de Brasil, Juan Carlos Mendoza, Presidente Asamblea Legislativa de Costa Rica, Beatriz Ramírez, directora Instituto de las Mujeres Uruguay,  Marcell Taylor, ex diputada costarricense

También asistieron Brigette Budier, por Nicaragua y diputada Centroamericana, Thelma Curling, ex diputada costarricense, Zakiya Johnson, del Departamento de Estado, Martha Johnson, ex gobernadora de la Provincia de Limón y encargada de Género FES República Dominicana y Consuelo Cruz, Presidenta Asociación Diásporas España

María Inés Barboza, Organización Panamericana de la Salud, Yelgy Verley, Alcaldesa de Siquirres Costa Rica, Olivia Núñez, candidata a diputada de Guatemala, Laura Wilson, Regidora costarricense, Cecilia Moreno, ex candidata a Diputada de Panamá, Matilde Ribeiro, ex Ministra de Brasil, Cinthya Small, Vice Alcaldesa de Limón, y la representante del Consejo Comunitario de las Comunidades Negras Colombia.