La presidenta Laura Chinchilla firmó este martes, junto al ministro de Vivienda Guido Alberto Monge, la ley especial que facilita el acceso de las personas jóvenes, entre 18 y 35 años, a los créditos de vivienda.

Esta ley, aprobada recientemente por la Asamblea Legislativa, modifica la Ley del Sistema Financiero Nacional de la Vivienda y la Ley General de la Persona Joven, para hacer posible que una parte de los recursos públicos e vivienda fluyan hacia las personas jóvenes de escasos recursos.

La nueva legislación crea el Programa de Financiamiento de Vivienda para Jóvenes (PROFIVIJO), que se financiará con recursos provenientes del Fondo Nacional de Vivienda (FONAVI).

Según la normativa, FONAVI deberá dedicar un porcentaje al sector joven definido por la junta directiva del BANHVI, que será el operador de los recursos.

La Presidencia informó que en la actual administración se han entregado 31.598 bonos familiares de vivienda, con un costo total de 215.286 millones de colones.