El lanzamiento global del Decenio de la Agricultura Familiar se llevó a cabo en República Dominicana. (Foto: FAO)

De este modo, se marcó la puesta en marcha de los siete pilares del Plan de acción mundial del Decenio en América Latina y el Caribe, que cubre el periodo 2019-2028, que tiene el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

El plan sirve como una guía general, pero cada región debe adaptarlo para crear soluciones a la medida de las problemáticas y potenciales de su agricultura familiar.

El encuentro fue inaugurado por el Ministro de Agricultura de República Dominicana, Osmar Benítez, el domingo anterior.

Este lunes, el representante regional de Organización de la FAO, para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué, dictó una clase magistral en el panel dedicado a la contribución de la agricultura familiar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El evento ha reunido ya a los actores del sector, como son los gobiernos, organizaciones de la agricultura familiar, de jóvenes, mujeres y pueblos indígenas, parlamentarios, instituciones académicas, representantes del sector privado empresarial y cooperativo, ONG y Agencias del Sistema de Naciones Unidas.

Un sector clave para la mitigación del cambio climático

Según el último informe del Panel Intergubernamental de cambio climático, la agricultura es una de las principales fuentes globales de gases de efecto invernadero.

Razón por la cual, transformar este sector es fundamental para enfrentar el cambio climático, y la agricultura familiar puede jugar un rol central en este proceso.

“Ocho de cada diez explotaciones agrícolas de la región son parte de la agricultura familiar; si no trabajamos codo a codo con este sector, será imposible generar la transición hacia una agricultura climáticamente inteligente y plenamente sostenible”, explicó el oficial de Políticas en Desarrollo Territorial de la FAO, Luiz Beduschi.

Según la FAO, la agricultura familiar también puede ser un aliado clave para salvaguardar la biodiversidad y el medio ambiente y para promover sistemas alimentarios sostenibles y resilientes.

La innovación como piedra angular

Para la FAO, el Decenio de la Agricultura Familiar será una gran oportunidad para impulsar la innovación en este sector.

Los agricultores y agricultoras deben tener un mejor acceso a la innovación digital y a tecnologías que les permitan modernizar sus modelos de producción, integrar nuevos conocimientos, aumentar su productividad y acceder a mercados más dinámicos, sostenibles y con más oportunidades.

“Esto es fundamental si queremos un mundo rural más próspero, más cohesionado, más ya que todos nos beneficiamos del trabajo de la agricultura familiar, puesto que producen la mayor parte de los alimentos frescos y locales de forma sostenible. Pero sus aportes pueden ser mucho mayores si es que tienen acceso a las últimas innovaciones”, explicó Beduschi.

La agricultura familiar en números

- 8 de cada 10 explotaciones agrícolas de la región son de la agricultura familiar

- Hay más de 16,5 millones de explotaciones agrícolas en la región: el 56 % de ellas (9,6 millones) están en América del Sur; el 35 % en América Central y México (5,8% millones); y el 9% (1,5 millones) en el Caribe.

- Son más del 90% de todas las explotaciones agrícolas de Antigua y Barbuda, Chile, Guyana, Haití, Honduras, Paraguay y Surinam.

- Más del 80 % de las explotaciones agrícola de Brasil, República Dominicana, El Salvador, Granada, Guatemala, Nicaragua, Panamá y Santa Lucía son parte del sector.

- Da trabajo a más de 60 millones de personas.

- Sólo el 23 % de las tierras agrícolas de América Latina y el Caribe está en manos de agricultores y agricultoras familiares. Y en los países andinos es sólo el 13%.

- El tamaño promedio de las explotaciones agrícolas familiares en la región es de 13 hectáreas; si se excluye el Cono Sur, el tamaño promedio se reduce a 2,5 hectáreas.