Hasta ahora para la fijación del salario mínimo se consideraba únicamente el incremento por el costo de la vida con base en la inflación registrada. En la nueva fórmula se va a considerar en el rubro de ajuste por costo de vida también la inflación esperada, y se agrega un nuevo componente asociado a la producción per cápita.

Las razones que dio el Ministerio de Trabajo, señalan se trata de un cambio “cualitativo en materia de política salarial que permitirá por una parte mejorar las condiciones salariales de los trabajadores y dinamizar la economía”.

Agregó que la medida es parte de la meta de la política de salarios de la administración Chinchilla Miranda, “es importante señalar que una adecuada política de salarios debe ser acorde al desarrollo económico y social del país”.

Con base en la nueva metodología el Consejo acordó un incremento para los salarios mínimos del sector privado de 3,17% a partir del 1° de enero del 2012. Este porcentaje se acordó por consenso entre los representantes del sector sindical, el gobierno y UCCAEP (Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado).