Imagen: Página 12. Los militantes pintaron un rostro de Néstor Kirchner en la Plaza de Mayo.

En un día marcado por la emoción y jalonado de actos donde se puso de relieve la importancia de su legado político, el oficialismo recordó el décimo aniversario del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner, el 27 de octubre.

El acto principal estuvo encabezado por el presidente Alberto Fernández que reubicó una estatua del ex presidente en el CCK. "Mi deber es venir a terminar con la tarea que empezó Néstor y siguió Cristina", afirmó Fernández, que terminó su mensaje con la voz quebrada.

El Frente de Todos, la CGT, organizaciones gremiales y sindicales hicieron sus propios homenajes, que incluyeron una caravana que llevó flores hasta la Plaza de Mayo y alumbró una imagen con velas. Las caravanas se repitieron en el interior del país.

La vicepresidenta Cristina Kirchner había avisado que no participaría de ningún acto y eligió recordarlo a través de dos spots elaborados que repasaron su trayectoria. "Recuperemos la memoria, recuperemos la dignidad, recuperemos la Argentina", fue frase de cierre de Kirchner en los videos.

Fernández habló de "sentimientos encontrados" por la fecha, debido a que también se cumplía un año de su triunfo electoral. "Habrá sido el destino", imaginó el Presidente en una de las varias entrevistas radiales con las que arrancó la jornada y que aprovechó para marcar que interpretó como un "fuerte respaldo" la carta que la vicepresidenta dio a conocer el día anterior.

Llegó a eso de las 11 a la Casa Rosada y poco después salió caminando rumbo al CCK junto a Sergio Massa, Vilma Ibarra, Cecilia Todesca y algunos funcionarios. El recorrido fue un poco caótico por la gente que se acercaba a saludarlo y los cronistas que buscaban una declaración.

Ya desde la campaña electoral, Fernández se muestra emocionado cada vez que evoca a Kirchner. Ayer se le escaparon las primeras lágrimas en los videos introductorios al acto. Uno recordaba la historia de la estatua elaborada por el escultor Miguel Gerónimo Villalba, originalmente emplazada en la entrada de la sede de Unasur en Quito y luego devuelta a la Argentina por el gobierno de Lenin Moreno.

El otro repasaba la trayectoria de Kirchner con testimonios de personalidades como Evo Morales, Rafael Correa, Estela Carlotto, Hebe de Bonafini y Andrés Larroque, entre otros.

"Es el discurso más difícil que me ha tocado", arrancó el Presidente. Estaban los principales integrantes de su gabinete y también legisladores de relación cercana con Kirchner como Oscar Parrilli, Eduardo Valdés o el intendente Fernando Espinoza. El único gobernador presente fue Axel Kicillof mientras que hubo un grupo que lo siguió de manera virtual, lo mismo que Carlotto y Taty Almeida.

De hecho, una parte del mensaje de Fernández tuvo que ver con el compromiso de Kirchner con los derechos humanos y mencionó los integrantes de su gabinete relacionados con esa lucha como Wado de Pedro, Juan Cabandié, Horacio Pietragalla, Victoria Donda y Fernanda Raverta, a quienes definió como los "hijos de la generación de Néstor". Prometió seguir el rumbo que él marcó.

"Cada una de las promesas que hicimos en campaña, las voy a cumplir. Y vamos a poner de pie a la Argentina como Néstor me enseñó en el año 2003. Y créanme que cada vez que tengo que tomar una decisión en algún lugar me pregunto: ¿y cómo haría Néstor? Y trato de encontrar la respuesta. Y lo único que le pido a la vida es que Néstor me acompañe siempre", dijo en el párrafo final, ya muy emocionado.

En su cara se notaba también el cansancio, seguramente producto de las complicaciones acumuladas en los últimos días. Pero consiguió redondear una jornada positiva: la licitación de títulos ofrecida por Economía recaudó mucho más de lo esperado y el dólar blue, bajó fuerte.

Por otro lado, diez días después de la celebración del 17 de octubre, el oficialismo volvió a movilizarse en recuerdo del ex presidente y mostró nuevamente su respaldo al Gobierno. El Presidente saludó en dos ocasiones a los militantes que se acercaron hasta la Plaza de Mayo para manifestarse.

VELAS Y FLORES

Al igual que la vicepresidenta, el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, no estuvo en el evento central y decidió recordar a su padre de una manera personal, recorriendo zonas humildes del Conurbano. A las 0 hora, inauguró un busto en Florencio Varela, por la mañana recorrió Villa Fiorito, en Lomas de Zamora, y terminó su actividad de visita en la casa de una vecina de La Matanza.

Poco después del acto en el CCK, la CGT realizó su propio homenaje al descubrir un busto de Néstor Kirchner en el hall de la sede de la calle Azopardo. "No pasarán a la historia aquellos que especulen sino los que más se la jueguen", es la significativa frase que luce al pie de la imagen donada por la Regional Oeste de la central obrera del gremio de los curtidores.

En Tecnópolis, también en la Ciudad de Buenos Aires, se instalaron mil flores con la forma de la escarapela, por aquella frase "que florezcan mil flores" que solía repetir Kirchner sobre la militancia juvenil. Con el mismo lema se convocaron caravanas en todo el país, en la Capital desembocó en la Plaza de Mayo.

A eso de las 18, Fernández saludó desde un balcón a la manifestación que respondió con cantitos y bocinazos. Los militantes habían colocado en el centro de la Plaza un busto inflable del ex presidente con la leyenda "el amor vence al odio" y luego pintaron un retrato en el piso, que por la noche fue rodeado de velas. Antes de irse de la Casa Rosada, Fernández se acercó hasta la gente para saludar, sacarse fotos y recibir algunas banderas de regalo.

En un día tan especial, hubo de eventos de todo tipo. El Frente de Todos organizó un programa televisivo de tres horas con personalidades de la política, el sindicalismo, la cultura y de los movimientos sociales.

El cierre fue con un mapping con imágenes de Kirchner sobre el edificio de la ex ESMA. Justo antes, Carlotto contó el día que lo vio por primera vez, cuando se iba a comprar mocasines para asumir como presidente. "Así conocí al verdadero Néstor, al que todavía está con nosotros, al que no se va a ir nunca del corazón y del pensamiento de todos los argentinos", concluyó.