Merkel logró acercar a los socialdemócratas a su alianza con los liberales antes de asumir su nuevo mandato.
Merkel logró acercar a los socialdemócratas a su alianza con los liberales antes de asumir su nuevo mandato.

Pese a su aplastante victoria en las elecciones del 22 de septiembre pasado, que la dejó al borde de la mayoría absoluta, Merkel necesitaba un socio para poder asumir un nuevo mandato. Su gobierno actual con los liberales del FDP trabaja en funciones hasta el nombramiento del nuevo Ejecutivo.

Los negociadores del SPD, la CDU y la CSU se reunieron durante 17 horas con varios puntos en conflicto abiertos, como un nuevo salario mínimo nacional, el cobro de peajes de autopistas a extranjeros o las condiciones para conceder la doble nacionalidad a hijos de extranjeros nacidos en Alemania. El acuerdo prevé también mejoras sensibles del sistema jubilatorio y la introducción de peaje de autopista para extranjeros, que propugnaban los conservadores de Merkel.

Además incluye la implantación a partir de 2015 de un salario mínimo interprofesional de 8,50 euros (11,5 dólares) por hora y la doble nacionalidad para hijos de extranjeros nacidos en Alemania, dos demandas de los socialdemócratas.

Conservadores y socialdemócratas convinieron un marco financiero de 23 mil millones de euros (31 mil millones de dólares) para gastos e inversiones adicionales, de los cuales 5 mil millones serán destinados a los rubros de educación escolar y universitaria, 3 mil millones a investigación y desarollo y otros 5 mil millones de euros a la infraestructura de transporte.

El acuerdo de coalición contempla, además, que a partir de 2015 no podrán ser contraídas nuevas deudas y descarta aumentos de impuestos como lo exigía la CDU de Merkel. En cuanto a los ministerios, los partidos resolvieron que darán a conocer la distribución y la lista de titulares una vez que sea aprobado el acuerdo por las bases socialdemócratas a mediados de diciembre.

"Hemos conseguido un acuerdo bajo el lema 'Formando el futuro de Alemania'. Somos una gran coalición para afrontar las grandes tareas de Alemania", dijo la mandataria durante la presentación del documento de 185 páginas y en el que resaltó los tres ejes convenidos por los partidos que aspiran a gobernar a Alemania por tercera vez juntos: "Finanzas sólidas, bienestar seguro y seguridad social".