El ex ministro de Ambiente, Dobles, fue condenado a tres años de prisión y quedó inhabilitado para ejercer cargos públicos por el mismo periodo. La sentencia concentró la responsabilidad de las decisiones contrarias a la ley aprobadas por la Administración Arias Sánchez en el funcionario de mayor jerarquía.

El tribunal absolvió a los seis funcionarios implicados: Cinthya Cavallini Chinchilla, ex jefa del Registro Nacional Minero; Sonia Espinoza Valverde, ex secretaria de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), y los cuatro ex funcionarios Eduardo Lezama Fernández, Jorge Boza Quesada, Carmen Cruz Ramírez y José Corrales Arias.

El Tribunal condenó las decisiones contrarias a la ley, aprobadas para facilitar las gestiones administrativas y requisitos de protección del ambiente para favorecer a la empresa Industrias Infinito, para explotar la mina de Crucitas, de San Carlos, en la administración Arias Sánchez (2006-2010).

El juicio por el caso Crucitas inicio el pasado 27 de octubre, tuvo como imputados a siete personas y fueron recibidos los testimonios de 27 personas.

La Fiscalía había solicitado 12 años de prisión para el ex ministro Dobles (2006-2010). Los otros acusados -Cavallini Chinchilla, Espinoza Valverde, y los cuatro ex funcionarios de la Setena Lezama Fernández, Boza Quesada, Cruz Ramírez y Corrales Arias, absueltos por el Tribunal, habían sido acusados por el Ministerio Público por el delito de prevaricato -resoluciones contrarias a la ley-, que es penado con prisión de dos a seis años, según el artículo 357 del Código Penal.