La proclama del movimiento social mexicano enfatiza en que “son decenas ya, los años que México vive en la oscuridad económica y social”, y agrega que “los derechos humanos y la democracia en México sepultados en las fosas de la corrupción, las injusticias y la impunidad.

Presentamos el documento completo a continuación:

“Más de 70 millones de mexicanos subsisten en el umbral de la pobreza; la desigualdad social y de género, ahondan las condiciones de vulnerabilidad de las mujeres, de los jóvenes; de indígenas y campesinas y campesinos despojados de sus tierras, de trabajadores trabajadoras precarizados con salarios disminuidos en más de dos terceras partes de su poder efectivo.

A ello se suma el encarecimientos de bienes y servicios básicos; pérdida de la soberanía y autosuficiencia alimentaria; devastación ambiental de bosques, selvas, aguas y territorios por la incesante actividad expoliadora y extractivista; bienes comunes mercantilizados y piratería corporativa de saberes y conocimientos.

Con las contrarreformas constitucionales, se ha hecho una declaración de guerra al pueblo mexicano: leyes laboral, educativa, energética, fiscal, financiera, telecomunicaciones.

Un engranaje “legal” soporta una simulación de democracia, que modifica a corto plazo la arquitectura del país construida para dar paso a los intereses de las grandes empresas trasnacionales. Mecanismo, en realidad ilegítimo, cobijado en la incompetencia y traición de los “representantes populares” y partidos políticos subordinados a elites y empresas transnacionales.

Por si fuera poco existe un creciente deterioro del tejido social con la omni presencia del crimen organizado, que ha penetrado, aparatos e instituciones del Estado en todos sus ámbitos y niveles.

Militares, policías, cuerpos especiales, gendarmería y en general las fuerzas armadas, creadas para la defensa del pueblo de México, de su soberanía y garantes de la paz; ahora se encuentran involucrados en hechos indignantes como la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero y a lo cual le anteceden, otras 28 mil personas, y, alrededor de diez mil migrantes muertos y desaparecidos al año como ofrenda al gran capital, que atrae y repele fuerza de trabajo que explota a su antojo y exprime el máximo de ganancia.

Cada día se encuentran decenas de fosas con personas anónimas. Sepultadas. Activistas, muy señaladamente las y los jóvenes, las y los periodistas, las y los luchadores sociales, continuamente se ven amenazados, asesinados, conculcados en sus derechos de asociación, de expresión, de manifestación, criminalizados y criminalizadas por el sólo hecho de resistir, exigir o defender los derechos a existir, a vivir con calidad y dignidad.

Un poder judicial corrupto y temible, rechazado por la ciudadanía que no encuentra el apoyo que debería para impedir que la multitud de hechos violatorios e indignantes queden impunes.

Este año se cumplen los primeros quince años del Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México (TLCUEM) puesto en vigor en junio de 2000. El TLCUEM es parte de una Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación (Acuerdo Global) suscrito el 8 de diciembre de 1997 y en el cual se encuentra la llamada cláusula democrática, contenida en el Título I

Naturaleza y Ámbito de Aplicación del Acuerdo Global, Artículo I Fundamento del Acuerdo, la cual establece que: El respeto a los principios democráticos y a los derechos humanos fundamentales, tal como se enuncian en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, inspira las políticas internas e internacionales de las Partes y constituye un elemento esencial del presente Acuerdo.

El TLCUEM no puede examinarse sin conectarlo con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); las negociaciones que seguirán, de aprobarse el Tratado de Libre Comercio y de Inversiones Trans-Atlántico entre los Estados Unidos y la Unión Europea (conocidos como TAFTA

-Transatlantic Free Trade Area- o TTIP -Transatlantic Trade and Investment Partnership), arrastrará a México y a naciones latinoamericanas y caribeñas inevitablemente al marco que convengan las potencias norteamericanas y europeas.

La UE, suaviza el escenario militarista de los TLC´s con una “cláusula democrática y de derechos humanos” de ornamento. ¿La desaparición forzada por parte del Estado mexicano de los 43 jóvenes normalistas no les es suficiente para activar la cláusula democrática? ¿La práctica de la tortura aplicada en los distintos estados de la república y constatada por las y los mismos parlamentarios europeos, no resulta ignominiosa? Recordar San Salvador Atenco, los detenidos en la manifestación en Guadalajara durante la Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y El Caribe, 10 años han pasado y aún se mantienen 20 personas procesadas. Feminicidios sin culpables.

¿Qué ofrecerá la UE a México en materia de seguridad? ¿Acaso su incorporación a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), alianza bélica que concentra más del 70% del gasto militar mundial? ¿O el incremento del comercio de armas y de vínculos comerciales con el narcotráfico?

Condenamos toda clase de violencia, amenazas, tortura, asesinatos. Queremos y demandamos que los derechos humanos sean preservados y garantizados. Resulta impostergable activar la cláusula democrática con una dimensión positiva.

De cara a los preparativos de la próxima II Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con la Unión Europea (UE) a realizarse en junio próximo en Bruselas, Bélgica llamamos a los pueblos de América Latina, el Caribe y de la Unión Europea a pronunciarse como avales de la paz, la justicia, la resistencia y la libertad tanto en México, como en los propios países de ambas regiones. En particular, exhortamos a seguir exigiendo al gobierno mexicano la aparición de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos de manera forzada por elementos del Estado e investigar y sancionar dicho delito como un crimen de lesa humanidad.

Instamos a los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños a ser garantes de la democracia y los derechos humanos en tanto son los valores esenciales de que los pueblos pueden gozar. Consolidar instancias regionales e independientes para la seguridad y el pleno respecto a los derechos humanos.

La fuerza del capital y del dinero como núcleo de los intereses, jamás encaminará a sus países a un verdadero desarrollo, a eliminar las desigualdades, a lograr un bien vivir para todos y todas.

¡Son los propios pueblos los constructores de su historia y su destino! ¡Vivos se los llevaron vivos los queremos. Ayotzinapa vive, la lucha sigue!

Organizaciones firmantes:

  1. Padres y familiares de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.
  2. Estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, Ayotzinapa Guerrero
  3. Bia´lii, Asesoría e Investigación, A.C.
  4. Centro de Promoción y Educación Profesional “Vasco de Quiroga”, A.C.
  5. Comité Cerezo México
  6. Universidad Revolución, Centro Universitario UR55, A.C.
  7. Trabajadores Democráticos de Occidente (TRADOC)
  8. Asociación Nacional de Industriales de la Transformación ANIT
  9. Autogestión Comunitaria para la Equidad Social, A.C.
  10. Alianza Cívica Chiapas
  11. Comité para la Libertad de los Presos Políticos y contra la Represión Social
  12. Consorcio Ciudadano para la Democracia y el Desarrollo Social Sustentable, A.C.
  13. Frente Ayotzinapa USA
  14. Fundación Soluciones en Labio y Paladar Hendido, A.C.
  15. Jóvenes frente al G20
  16. Jóvenes para el Desarrollo Integral y Humano, A.C.
  17. Jóvenes por Iztapalapa
  18. Red Autogestiva Corazón de Tierra
  19. Red Nacional Género y Economía REDGE
  20. Colectivo Rosas Rojas
  21. Comité 1968 por las Libertades Democráticas
  22. Colectivo ciudadano Conciencia Libertaria
  23. Comité Ciudadano y Vecinal de los 140 años de la colonia Guerrero
  24. Grupo Tacuba
  25. Colectivo Ecologista Jalisco
  26. Colectivo de Reflexión Universitaria (CRU-UdG)
  27. Movimiento #YoSoy132 Nacional e Internacional
  28. Centro de Estudios Socioculturales (CESC) – Chile
  29. Arte Acción Cero12
  30. Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología (AMPSI)
  31. Consejo de Organizaciones Alternativas (COALT)
  32. ECOH - Ecodesarrollo Humano A.C.
  33. Consejo de Ancianos para el Ecodesarrollo del Anáhuac
  34. Red ECOH
  35. Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la tierra, el agua y su cultura (CPOOEM)
  36. Organización Democracia Directa
  37. Comunidades Campesinas y Urbanas Solidarias con Alternativas A.C. (COMCAUSA)
  38. Cooperativa Vanética
  39. Asociación de Inmigrantes por la Integración Latinoamericana y del Caribe (APILA) - Chile. Miembro de MIREDES Internacional
  40. Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes Mozo S.J." (CSMM), Quito-Ecuador
  41. Llamado Global de Acción Ante la Pobreza (GCAP), Latinoamérica y el Caribe
  42. Asociación Nueva Vida Pro-Niñez y Juventud, El Salvador
  43. Grupo Sin Cuenta (G50), El Salvador
  44. Comité Ecuménico de Estudiantes Universitarios Salvadoreños (CEEUS), El Salvador