Un análisis del Area de Servicios Sociales de la Contraloría determinó que los recursos asignados al primer nivel de atención (ebais) durante los últimos diez años, han sido menores con respecto a los niveles segundo y tercero, “situación que va en dirección contraria respecto de lo que se pretendía en la reforma del sector”.

Hubo un deterioro en la eficiencia del servicio de consulta médica que se refleja en un aumento real del costo por consulta de un 62% en esa misma década.

Por otra parte, el indicador Promedio de consultas por hora en las Áreas de Salud, arrojó resultados que no alcanzan los parámetros institucionales establecidos, debido a que el promedio máximo alcanzado por las Áreas de Salud, para los últimos diez años, en conjunto, fue de 3,78 consultas por hora.

Otra de las deficiencias que encontró el estudio es que el 61% de los Ebais atienden poblaciones mayores al máximo establecido por la misma institución, es decir, más de 4.000 habitantes y en algunos casos la cifra es considerablemente superior, hasta de 21.637 habitantes.

Al mismo tiempo, se determinó que en el nivel primario hay un número menor de médicos que es de uno por cada 4.000 habitantes, cifra que en la práctica llega a 4.684.

Mientras tanto, una de cada ocho áreas de salud programan actividades de promoción de la salud a menos del 1% de su población adscrita.

“Según encuesta realizada por la CGR para esta auditoría, la percepción de los usuarios en la mayoría de los aspectos consultados alcanzan porcentajes del rango “No cumple”, en especial los referidos al acceso a citas y la participación en actividades de promoción de la salud.