El ministro del MAG, Renato Alvarado se reunió con los agricultores y llegaron a acuerdos transcendentales para el agro.

Decenas de productores agropecuarios y representantes de organizaciones de productores y de la ruralidad, se manifestaron este lunes (27) frente al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para pedir acciones concretas y urgentes por parte del gobierno, para atender la grave crisis que atraviesa el sector.

Agobiados por los bajos precios de lo productos en el mercado, la falta de crédito, ausencia de una política pública para el sector, las pérdidas que causan fenómenos climáticos y otros que arrasan las cosechas. Agobiados sobre todo por la indiferencia del gobierno.

Los productores se encontraron con los portones del MAG cerrados para impedirles llegar a las puertas del ministerio, pero unas horas más tarde, fueron recibidos por el Ministro Renato Alvarado y su grupo de trabajo para analizar un documento de ocho puntos que presentaron.

El sector agropecuario le reclama al gobierno "haberse negado a dar soluciones positivas que los ayuden a resolver los distintos problemas que los aquejan" que están plasmados en los documentos de la Mesa de Diálogo de asuntos agropecuarios y de ruralidad, que debió tener lista la propuesta en noviembre pasado, cosa que no ocurrió.

De los ocho puntos del documento, en siete lograron acuerdos, quedó pendiente el pedido al gobierno para que promueva un plan de readecuación de deudas y que se detengan los juicios y acciones judiciales para rematar fincas y casas de los agricultores que no pueden hacer frente a sus obligaciones financieras por la crisis que los afecta. 

Los puntos en los que lograron un acuerdo son:

1.) Convocar el proyecto de ley DE RECATE, RECUPERACIÓN Y FORTALECIMIENTO DEL SECTOR AGROPECUARIO, AGROALIMENTARIO Y FORESTAL. Borrador que ha estado en discusión desde hace meses, y cuyo texto final se le envió a Casa Presidencial.

2.) Otorgar el pago diferenciado de servicios ambientales, por un área de diez mil hectáreas en las zonas que han sido predeterminadas en la mesa de Ruralidad.

3.) Retirar de corriente Legislativa todos los proyectos que atenten contra la estabilidad de la producción agroalimentaria y las instituciones que las tutelan. Asegurarnos, por escrito que no serán convocados nuevamente.

4.) Convocar el proyecto de fortalecimiento al PAI, por medio del CNP, que se negoció en la mesa de asuntos Agropecuarios.

5.) Convocar al proyecto de LEY PARA LA REGULARIZACIÓN DE LA TENENCIA Y EL USO DEL SUELO EN COSTA RICA. Presentado al Gobierno en la mesa de Ruralidad.

6.) Instalar la comisión bipartita, que redactará el proyecto de reformas de ley para garantizar la solución adecuada a los conflictos en precario, acordado en mesa de Ruralidad.

7.) Reorganizar el diálogo para, encontrar los concesos adecuados y hacerle los ajustes necesarios al proyecto de Ley de Seguridad y Soberanía Alimentaria Nutricional

8.) Reorganizar el Diálogo para iniciar un proceso de revisión y ajuste a los TLCs y su adecuada administración.

Los TLCs suscritos por gobiernos anteriores prevén que se supriman todos los aranceles y medidas que protegían la producción nacional, cosa que está por ocurrir sin que el país haya tomado las previsiones necesarias para proteger a los productores costarricenses ante el ingreso sin impuestos de productos extranjeros a precios tan bajos que hacen perder la competitividad a los nacionales.