"Como presidente de Nicaragua, celebro la posibilidad de retomar la vía del diálogo como mecanismo primario para resolver nuestras diferencias", señala Ortega en una declaración que fue leída en conferencia de prensa por la primera dama y vocera del gobierno, Rosario Murillo.

"Escuchamos sus declaraciones con esperanza, con optimismo para normalizar las relaciones entre nuestros dos pueblos hermanos", afirmó el presidente nicaragüense.

Murillo dijo que esta reacción de Ortega le fue ya comunicada a Araya, quien hace unos días expresó su disposición a reunirse con el mandatario nicaragüense si gana las elecciones a efecto de retomar el diálogo que se ha mantenido prácticamente congelado entre los dos países desde octubre de 2010.

Sobre este tema, el candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, dijo a Informa-tico.com que, de ser electo presidente, no buscará un encuentro con Ortega.

"No es conveniente, el país tiene demandas planteadas contra Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)", afirmó el aspirante presidencial quien explicó que otra cosa es procurar que los temas de la agenda bilateral (comercio, cooperación, desarrollo fronterizo) se sigan desarrollando.

"No es posible que el presidente de Costa Rica busque reunirse con alguien que ha puesto en duda la soberanía de nuestro país sobre la provincia de Guanacaste", concluyó Solís.