La plataforma continental en breve:

Por plataforma continental se entiende la plataforma submarina sobre la que un Estado ejerce derechos con relación a la exploración y a la explotación de sus recursos naturales: este concepto comprende tanto el lecho como el subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá de su mar territorial y a lo largo de la prolongación natural de su costa.

Jurídicamente, la plataforma continental inicia donde concluyen el lecho y el subsuelo del mar territorial, que usualmente, llega a las 12 millas marinas, medidas desde las líneas de base. Más allá de esa línea, todo Estado ribereño tiene reconocida una plataforma continental de, por lo menos, hasta las 200 millas marinas, medidas desde las líneas de base. No obstante, los Estados que puedan demostrar que, desde el punto de vista geológico, la prolongación natural de su territorio se extiende más allá de esa distancia, están jurídicamente facultados para solicitar que se establezca el nuevo límite exterior de su plataforma continental en lo que técnicamente se denomina “borde exterior del margen continental”, previo examen y anuencia de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas.

El 21 de diciembre del 2015, los Estados del MERCOSUR reafirmaron su plena solidaridad con Argentina ante un nuevo intento del Reino Unido de explorar el subsuelo marino cercano a las Islas Malvinas sin autorización previa de Argentina (ver comunicado conjunto). Si bien recursos minerales y energéticos acaparan a menudo la atención, las especies marinas que viven en el lecho también forman parte del régimen jurídico al que está sometida la plataforma continental: por ejemplo, las especies de batoideos (rayas en particular) capturadas en la plataforma continental argentina, fueron objeto de una interesante y muy detallada clasificación (ver estudio).

Las pretensiones de Argentina con relación a su plataforma continental "expandida":

Se trata de una petición formalizada ante Naciones Unidas en abril del año 2009 (ver carta formal de Argentina con fecha del 21/04/2009, y nota de prensa) de extender el borde exterior de su plataforma continental, que incluyen a las islas Malvinas, las islas del Atlántico Sur y a parte del Antártida. Este lunes 28, Argentina anunciará oficialmente a la comunidad internacional el nuevo límite de su plataforma continental. Según un órgano gubernamental en Argentina a cargo de este preciso tema, la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), (ver sitio oficial), "La Argentina ha realizado un profundo y acabado trabajo científico y técnico que le permitió fijar el límite exterior de su plataforma continental. Este trabajo brinda certeza sobre la extensión geográfica de nuestros derechos de soberanía sobre los recursos del lecho y subsuelo en más de 1.782.000 km2 de plataforma continental argentina más allá de las 200 millas marinas, que se suman a los aproximadamente 4.799.000 km2 comprendidos entre las líneas de base y las 200 millas marinas, como puede observarse en el mapa". El estudio geológico inicial fue realizado por expertos argentinos en los años 2000, pertenecientes a la Universidad del Rosario (ver nota).

Las reacciones a las pretensiones de Argentina:

En el estudio presentado oficialmente por Argentina (ver texto integral), un juego de mapas en las páginas 17-24 permite visualizar mejor sus pretensiones. Como era de esperar, y según se puede apreciar en el sitio oficial de dicha Comisión de Límites, se recibieron objeciones a la posición de Argentina por parte de Reino Unido (ver texto). Es de recordar que Reino Unido envió a Naciones Unidas dos semanas después de Argentina una solicitud: se lee en esta nota de The Guardian de mayo del 2009 que: "The UK document deals concisely with the Argentinian counter-claim, stating: "The UK has no doubt about its sovereignty over the Falkland Islands, South Georgia and the South Sandwich Islands and the surrounding maritime area." The submission is one of an avalanche of last-minute claims for millions of square kilometres of the ocean floor pouring into the UN's New York office in advance of an international deadline – on 13 May – for demarcating possession of extended continental shelves".

Entre los Estados objetores a la petición de Argentina aparecen también:

- una carta enviada por la delegación de Estados Unidos, con relación a la Antártida (ver texto);

- una carta enviada por la delegación de Rusia, con relación a la Antártida (ver texto);

- una carta enviada por los representantes de la India con similar preocupación (ver texto);

- una carta enviada por los delegados de los Paises Bajos (ver texto) y;

- una carta enviada por las autoridades de Japón (ver texto).

Al final de la lista de objeciones registradas, reaparece nuevamente una segunda nota por parte de Reino Unido (ver texto). En agosto del 2012, Argentina circuló una nota diplomática rechazando de forma vehemente y categórica las objeciones del Reino Unido (ver texto). Al no haber rechazado las objeciones concernientes a la Antártida recibidas por parte de otros Estados, es posible que Argentina acceda a aceptar algunos de sus planteamientos a la hora de establecer el límite de su plataforma continental, el cual será anunciado oficialmente este 28 de marzo en Buenos Aires.

La decisión de la Comisión de Límites de Naciones Unidas:

La Comisión de Límites sobre la Plataforma Continental de las Naciones Unidas, creada en virtud de la Convención de Derecho del Mar de 1982, tiene pendientes varias solicitudes de Estados deseosos de extender sus competencias más allá de 200 millas marinas en lo que se refiere a su plataforma continental, en aplicación del Artículo 76 de dicha Convención (ver listado oficial a diciembre del 2015).

En el caso de América Latina, aparecen en ese listado, por orden cronológico, Brasil, México, Barbados, Suriname, Uruguay, Argentina, Trinidad y Tobago, Cuba, Guyana, Nicaragua y Bahamas. Es de notar que en Centroamérica, únicamente Nicaragua ha hecho uso de esta herramienta que ofrece la Convención de Derecho del Mar a sus Estados Partes: lo hizo en junio del 2013 (ver ficha técnica y reacciones de Colombia, Costa Rica y Panamá). No se debe esperar petición alguna por parte de los siguientes Estados de América Latina, quiénes han considerado oportuno (y útil) no ratificar la Convención sobre Derecho del Mar de 1982: se trata de Colombia, El Salvador, Perú y Venezuela. En mayo del 2009, Costa Rica circuló este documento oficial sobre sus pretensiones en el Océano Pacífico (pese a la fecha del 2009, no se registra ningún trámite formal de Costa Rica ante la Comisión de Límites de Naciones Unidas).

Según las autoridades de Argentina, "La Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental, órgano científico integrado por 21 expertos internacionales de reconocido prestigio y creado por la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar, adoptó por consenso, es decir sin un solo voto en contra, las recomendaciones sobre la presentación argentina" (ver nota de prensa). En el comunicado de prensa del órgano gubernamental sobre la decisión de la Comisión de Límites de Naciones Unidas, se lee que: "El 11 de Marzo de 2016 el Plenario de la CLPC adoptó las recomendaciones sobre la presentación Argentina. En ellas la Comisión recomienda que la Argentina trace el límite de acuerdo con los puntos que fueron el resultado de las sesiones de análisis, aceptando la metodología utilizada por la Argentina. Las recomendaciones en sí no son obligatorias para el Estado, ni es necesario realizar una aceptación o rechazo expreso de ellas. Es el Estado quien determina el límite exterior de su plataforma continental que, si se toma como base las recomendaciones de la CLPC, será considerado definitivo y obligatorio frente a la comunidad internacional".

(La presente nota fue publicada en Cambio Político el 27/03/2016, por Curso de Derecho Internacional).

Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, UCR.
También por Nicolas Boeglin: