El ministro de Relaciones Exteriores, Manuel A. González, y el equipo jurídico que defiende a Costa Rica en la CIJ, señalaron que luego de la invasión, “Nicaragua intentó justificar sus ilegítimas acciones, al plantear un falso reclamo territorial sobre territorio costarricense”.

Los juristas puntualizaron ante los jueces que a lo largo del caso “la posición nicaragüense sufrió numerosas modificaciones, por ejemplo, la afirmación de que el primer caño construido por Pastora constituía un caño histórico, posición posteriormente modificada, cuándo aceptó que no sabían si en realidad había un caño que conectaba el Río San Juan con la Laguna los Portillos. Esto, notoriamente, hace ver que el reclamo territorial no tenía ninguna base”.

Costa Rica reafirmó que nunca se ha opuesto a que Nicaragua “realice labores razonables de limpieza en el Río San Juan, pero que esas labores no pueden generar la ocupación de territorio nacional, o provocar afectación del Río Colorado”.

Costa Rica dijo que Nicaragua le debe un estudio de impacto ambiental transfronterizo, también propuso a Nicaragua entrar en una nueva fase de cooperación y consulta, de forma tal, que el proyecto de dragado pueda ejecutarse de forma razonable, pero respetando los derechos y las preocupaciones ambientales costarricenses.

El equipo jurídico también explicó, cómo Nicaragua “ha implementado una política sistemática de violación de los derechos de navegación en el Río San Juan” y abogó para que la Corte establezca la ilegalidad de esa decisión nicaragüense para que no se repita.

Al finalizar las audiencias de la fase oral en La Haya, el Canciller González, manifestó su satisfacción por el extraordinario trabajo desplegado por el equipo costarricense, al tiempo que destacó la importancia de una sentencia ejemplarizante.

“Pedí a nuestro equipo que hiciera ver a la Corte que su sentencia debe servir como un elemento disuasivo que evite otras incursiones o amenazas de Nicaragua a Costa Rica. Estimo que el cierre de este caso, dejó claro que las acciones de aquel país [Nicaragua] constituyen una amenaza a la paz y a la seguridad en la región, que amerita una decisión enérgica de la Corte”, dijo González.

Nicaragua expondrá sus argumentos finales sobre este caso el miércoles. El jueves de esta semana, continuará con los argumentos finales sobre el caso por el Camino Fronterizo. El turno de Costa Rica será el viernes para finalizar sus argumentaciones, también sobre la Trocha.