En las últimas horas se registraron 16 nuevos contagios para un total de 1.000 casos confirmados, y el reporte de ayer, miércoles, indicó 28 casos nuevos. El aumento en el número de contagios diarios empezó a notarse el lunes (25.05) con el registro de 21 casos, el martes 5 y el miércoles la cifra saltó a 28, a los que se suman los 16 de hoy (jueves) que incluyen a un bebé de 5 meses, informó el Ministro.  

Este aumento de los casos de COVID-19 empieza a verse una semana después de la apertura de varias actividades comerciales y productivas, en la segunda fase  del proceso de la pandemia en la que inció la desescalada de las restricciones sanitarias.

Salas indicó que ante el aumento de los contagios podrían endurecer algunas medidas sanitarias incluso, volver al confinamiento de sectores de la población.

Estamos llegando a un momento en que valoramos nuevas medidas sanitarias que podrían aplicarse, dijo, y señaló que el país tiene una condición frágil frente al coronavirus, “estamos en una pandemia, no podemos actuar como si ya hubiera pasado”.

De acuerdo con los registros estadísticos que lleva el periodista Hernán Gutiérrez, “Costa Rica fue un ejemplo mundial al retardar la duplicación de sus 500 casos en 50 días, mientras que otros duplicaban sus contagios en 2 o 3 días. Ahora que Costa Rica llega a los 1000 contagios ¿Seguiremos siendo el ejemplo?, se pregunta.

Para Gutiérrez más que una interrogante, “¿cuánto tardará Costa Rica en duplicar sus 1000 casos?, es un desafío país.

En su gráfico, sobre los días que tardaron los países en duplicar sus 1.000 casos, en un extremo consigna que China, Estados Unidos, Italia y Brasil, tardaron 2 días. En el otro extremo del gráfico, Singapur, Dinamarca y Finlandia tardaron 9 días y a Eslovaquia le tomó 39 días en duplicar los 1.000 casos, un ejemplo único. ¿Cuánto tardará nuestro país?

La respuesta la tiene, literalmente en sus manos, la población, todo depende de su apego a los protocolas sanitarios en las próximas horas, días y semanas, ha señalado el ministro de Salud.

La fragilidad de Costa Rica ante la pandemia, afirmó ayer Salas, ahora está aumentada por la alta circulación del SAVS COV2 en nuestra vecina Nicaragua, que tiene categoría fase 4 pandémica (circulación comunitaria del virus), por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Salas indicó que, además, el número de nuevos contagios ha empezado a ser mayor que el número de pacientes recuperados lo que hace que aumente el número de casos activos en el país.

Esto ocurre en Costa Rica al mismo tiempo que la pandemia por COVID-19 se ensaña contra la población en varios países Latinoamericanos, donde Brasil rompió el récord mundial de muertos en un solo día.

CIFRAS COVID-19

El ministro de Salud, Daniel Salas, informó que al 28 de mayo se registran 16 nuevos casos de COVID-19, para un total de 1.000 casos confirmados.

El rango de edad va de cero a 87 años. Se trata de 470 mujeres y 530 hombres, de los cuales 817 son costarricenses y 183 extranjeros.

Se registran 646 personas recuperadas en 61 cantones, con edades de uno a los 86 años, de las cuales 312 son mujeres y 334 son hombres, por edad tenemos: 583 adultos, 31 adultos mayores y 32 menores de edad.

Se contabilizan casos positivos en 72 cantones, sumándose Zarcero a la lista de cantones con casos positivos por COVID-19. Por edad tenemos: 867 adultos, 53 adultos mayores y 80 menores de edad.

Doce personas se encuentran hospitalizadas, 2 en cuidados intensivos, de 55 y  64 años de edad. Son 10 los fallecidos, una mujer y nueve hombres con un rango de edad de 45 a 87 años.

A este momento se han descartado 16.726 personas y se han procesado un total de 24.897 muestras.