“UNDECA informó al nuevo jerarca que la Auditoría Interna de la CCSS no profundizó en las investigaciones para determinar las causas de este faltante y tampoco señaló con claridad a los funcionarios que, a través de sus acciones u omisiones, generaron este daño a las arcas de la entidad”, señaló la organización sindical en un comunicado este miércoles.

Según UNDECA, al realizar el inventario de 2016 se detectó un faltante de 359.267 ampollas de vacunas contra la influenza, 358.020 frascos de insulina, 7,8 millones de pastillas de acetaminofen, 52 equipos procesadores de video de imágenes médicas, 18 equipos de ecocardiografía y 9 equipos de rayos X Arco en C.

“En tiempos en que nos referimos a mala administración el Régimen del IVM y a sus pérdidas patrimoniales, es inadmisible que la Auditoría de la Caja conozca de un faltante de esta magnitud y recomiende solamente mayor control”, declaró Luis Chavarría, secretario general de UNDECA.

Chavarría manifestó que es “inaceptable” que la Gerencia de Logística y otros jerarcas, teniendo sistemas informáticos de registro de medicamentos  y suministros, no brinden amplias explicaciones de lo sucedido y determinen a los responsables.

“UNDECA exige a la Junta Directiva de la Caja y a la Presidencia Ejecutiva que se lleve a cabo una profunda investigación para determinar el destino de estos insumos y establecer las  responsabilidades que corresponda, dado que atentan contra el patrimonio de la Seguridad Social costarricense”, señaló la agrupación.